Por lo menos una vez cada año, el Rey acude a los cuarteles generales de cada uno de los tres ejércitos para informarse de primera mano de la actividad de cada rama de las Fuerzas Armadas. Al iniciarse 2020 ha sido el Ejército de Tierra (ET) el primero al que Felipe VI ha llegado a informarse de cuáles son las prioridades previstas para para el año recién iniciado y sus capacidades operativas.

Recibido con los honores de ordenanza en el patio de armas del Cuartel General del Ejército, en el madrileño Palacio de Buenavista, el monarca se ha reunido en una reunión privada con el Jefe del Estado Mayor del Ejército, JEME, General Javier Varela Salas, y la cúpula del ET para tratar las vicisitudes que encara el Ejército de Tierra para este año.

Desarrollo de la Fuerza 35

Si hay un proyecto que hoy obsesiona al Estado Mayor del Ejército es el de Fuerza 35. Se trata de la organización de las brigadas del ET para la fecha de 2035, que se destacarán por ser capaces de operar en cualquier entorno, con un material de alta tecnología y en un campo de batalla cibernético y tecnológico, totalmente informatizado en operaciones híbridas y combatiendo al tiempo contra enemigos tanto convencionales como irregulares.

Todo, en un entorno donde la información en tiempo real es asequible a todo el mundo, por lo que se prevé una simbiosis de trabajo con los medios de comunicación.

Estructurar las brigadas del ET conforme a las misiones

En el plano estratégico, Felipe VI también fue puesto al día sobre el uso operativo del ET. De este modo, el proyecto Fuerza 35 incluye el concepto estratégico de adaptar las nuevas brigadas a las misiones.

Así, la organización de éstas se perfila en la idea de que las Brigadas 35 estarán formadas para cumplir con las misiones asignadas, ya sean las de defensa nacional o las que se acometan en el exterior. Por tanto, esta organización será totalmente operativa y adaptable para cumplir la misión que se les asigne cualquiera que sea ésta.

Aunque los planes de organización están ya muy avanzados y se tiene un cuadro teórico muy coherente de cómo serán estas Brigadas 35, el principal escollo ha surgido en los problemas de desarrollo que ha encontrado el vehículo básico en que se basarían las nuevas brigadas, el nuevo transporte blindado 8x8 "Dragón".

El 8x8 "Dragón", un programa muy complicado

De este modo, el Rey fue informado de los problemas de desarrollo que ha experimentado el proyecto del blindado 8x8 "Dragón", pues desde que este vehículo empezó a perfilarse hace tres años, el consorcio de empresas nacionales liderado por Santa Barbara Sistemas que debería fabricarlo no ha sido capaz de presentar unos prototipos viables para su prueba sobre el terreno.

Y esto es porque los problemas técnicos que han afectado al proyecto han alargado los plazos, inconvenientes que han afectado tanto a la transmisión del vehículo, como a la incompatibilidad de los sistemas de marchas con estructuras de distintos fabricantes, la falta de potencia del motor en terreno escarpado o los problemas de adaptación de los distintos tipos de torretas que llevará la máquina. También influye la falta de cooperación de las distintas empresas agrupadas en el consorcio, más interesadas en obtener continuos beneficios por su participación, que por sacar un producto coherente y efectivo.

Consecuencia de esta falta de acuerdo y los sobrecostes que el consorcio nacional imponía al proyecto del "Dragón", el Gobierno declaró desierto el pasado diciembre el contrato del nuevo vehículo 8x8. Esto, con la idea de abrir el programa a empresas internacionales con sus propios productos -el italiano Freccia y el alemán Boxer son los que más suenan como alternativa- y con la intención de que el actual consorcio empresarial "se ponga las pilas" y saque un producto viable a los precios acordados con un trabajo eficiente.

Aparte de la información que se suministró al monarca, el mismo JEME, en una reunión previa de trabajo con periodistas especialistas en defensa, reconoció con sinceridad que el programa "presenta retrasos".

En otras reuniones expuso claramente ante los informadores su decepción por la falta de capacidad de la industria nacional de suministrar un material viable.

Con todo, el programa sigue adelante, siendo una prioridad reconocida por el Ministerio de Defensa, y dispone de unos presupuestos aprobados y asignados.

Primer centenario de La Legión

En el campo institucional, una celebración implicará este año no solo al Rey, sino a toda la Casa Real: el centenario de la Legión Española.

Este 2020 se cumple el primer siglo desde que el primer legionario, el ceutí Baltasar Queija de la Vega, se alistó en el Banderín de Enganche de Ceuta un 20 de septiembre de 1920, considerándose esa fecha la de la fundación de La Legión, una unidad de choque formada por voluntarios para operar en la sangrienta Guerra del Rif para librar de la carga a un ejército regular formado por reclutas de reemplazo que era vapuleado por la pericia guerrillera de los rebeldes.

Desde entonces, La Legión ha participado en todas las guerras y misiones internacionales en que España ha intervenido con indudable éxito, si bien pagando su precio en sangre.

La Corona se ha implicado en el centenario de esta unidad tan carismática y el mismo Felipe VI preside la comisión de celebración de este evento, que incluirá grandes fastos en las localidades donde La Legión se despliega y toda clase de eventos cívico-militares, que irán desde pruebas deportivas a concursos, conciertos, puertas abiertas, exhibiciones, exposiciones o publicaciones de libros y revistas.

Culminarán en un magno aniversario el 20 de septiembre que el mismo Rey presidirá.

Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!