Cuando tras una moción de censura el PSOE accedió al gobierno en 2018 una de las primeras decisiones que tomó, "por responsabilidad", fue la de mantener en sus puestos a la vigente cúpula militar heredada del gobierno cesante del PP. La decisión fue alabada por considerarse prudente y responsable, más sabiendo que la entonces dirección militar de las FAS había sido nombrada solo un año y medio antes de la moción de censura y manejaba proyectos de modernización de las FAS de alta complejidad.

Relaciones complicadas de JEMAD con gobierno

Ahora bien en los periodísticos especialistas en defensa quedaba claro a los pocos meses la relación de tirantez entre la ministra Margarita Robles y el JEMAD vigente, el Gral.

Fernando Alejandre, tirantez que contrastaba con la fluida relación con el resto de jefes de Estado mayor de los tres ejércitos a los que en público alababa su eficiencia y profesionalidad.

Y lo cierto es que Fernando Alejandre como JEMAD era el prototipo de militar que no se callaba lo que tenía que decir y como oficial operativo hacía suya la máxima de decirle a sus superiores la realidad de la situación, "no lo que querían oír". De hecho en su toma de posesión destacó que no iba a tolerar el derrotismo ni dentro de las FAS ni el que viniera fuera de ellas o que en sus comparecencias parlamentarias por razón de su cargo destacaba por la contundencia y veracidad de sus aseveraciones, poniendo a las claras los problemas y necesidades de las Fuerzas Armadas y por la perspicacia e incluso sarcasmo con que respondía a las preguntas de los grupos parlamentarios.

Por todo ello, no había analista de defensa que no vaticinara su cese como JEMAD cuando el PSOE pudiera formar gobierno.

El remplazo, Gral. Villaroya del EDA

El nombramiento de Miguel Ángel Villarroya como nuevo JEMAD sigue la ley no escrita que los tres ejércitos se rotan en la jefatura suprema de las FAS, si los anteriores JEMAD eran de la Armada y Tierra le correspondía a Aire ostentar la jefatura en esta ocasión, con ello la elección de un general del EDA acortaba la lista de candidatos.

Teniendo en cuenta que Miguel Ángel Villarroya era el el Director del Gabinete Técnico del Ministerio de Defensa, esto es la oficina que asesora al ministro en toda clase de temas militares y se encarga de resolver sus dudas sobre cualquier aspecto relacionado con la milicia, quedaba claro que este General del Aire nacido en Cataluña, contaba con la plena confianza de la ministra Robles que, evidentemente, buscaba a alguien de su plena confianza para el cargo de JEMAD.

De esta manera, justo en el primer consejo de ministros del actual Gobierno, se anuncia el cese del actual Jefe de Estado Mayor de la Defensa y su relevo por el Gral. Villarroya. Las formas de este nombramiento no han sido elegantes pues al JEMAD saliente le ha llegado la noticia en Bruselas cuando asistía a una reunión de la OTAN formalizándose el relevo en la sede del ministerio el viernes 17.

Toma de posesión nuevo JEMAD

Como toda entrega de mando un relevo sigue su ritual particular, en este caso en la explanada del Ministerio de Defensa forma una representación de los tres ejércitos.

Ministra y JEMAD saliente pasan revista a la fuerza, se leen en voz alta los acuerdos del Consejo de Ministros respecto a cese y nombramiento, el nuevo JEMAD jura su cargo y el relevo del mando se da oficialmente cuando el jefe saliente da la última orden a la formación esta es: "Armas al hombro", el entrante pide permiso a la autoridad, en este caso la ministra, y da su primera orden: "Descansen armas".

En este instante y según el protocolo ya es JEMAD efectivo.

En su discurso de toma de posesión el Gral. Villarroya subrayó, y varias veces, su "Inquebrantable lealtad al Rey" y continuar por la senda de renovación tecnológica y modernización de las FAS añadiendo los frentes del ciberespacio y las redes sociales, y aunque puso el acento en cuidar el activo más valioso, el personal de los ejércitos: "La tecnología siempre estará en el mercado a disposición de quien pueda comprarla, pero la gente no. Hay que atraerla a las FAS, formarla, instruirla y una vez dentro conservarla, cuidarla y sacarle partido".

Margarita Robles en su alocución agradeció al JEMAD saliente su dedicación y trabajo y resaltó pese a las tensiones políticas la vigencia de la Constitución de 1978: "Que ya ha cumplido cuarenta años y está en la edad ideal para cumplir hasta los 140".

Experiencia y retos por delante

Como piloto experto con 9.800 horas de vuelo, cuarenta años de servicio en las FAS, múltiples condecoraciones españolas y aliadas ganadas en misiones internacionales, y tras haber ejercido mandos de alta responsabilidad como el Mando Aéreo de Canarias, MACAN, que organiza la defensa aérea del archipiélago. Nadie discute la idoneidad de Miguel Ángel Villarroya como JEMAD.

Los retos a los que se enfrenta acompañado de la actual cúpula militar, que ha sido confirmada en sus cargos, son la modernización de las FAS con programas como nuevos submarinos y fragatas para la Armada, el desarrollo de la Fuerza 35 para el ET y el remplazo de aviones para el EDA, que van desde los C-101 y F-5 de instrucción a los F-18 de combate.

Además de solucionar los problemas del personal de tropa y marinería que deben abandonar las FAS al cumplir los 45 años y mantener unos presupuestos de defensa adecuados en un entorno político volátil y crispado. Una tarea que en nada parece sencilla.

Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!