El Gobierno ha enviado al Ejecutivo de la Región de Murcia un requerimiento para que retire el pin parental de las instrucciones enviadas a los centros educativos a principios de este curso. Así lo ha anunciado la ministra de Hacienda y portavoz gubernamental, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes.

Esta medida propuesta por Vox en Murcia hizo saltar las alarmas del Gobierno de Pedro Sánchez el pasado martes. Fue entonces cuando el partido liderado por Santiago Abascal la incluyó en su lista de exigencias para llegar a un acuerdo de presupuestos regionales junto con PP y Ciudadanos.

El pin parental controlaría todas las actividades de los menores en las escuelas

El pin parental es una solicitud que los padres envían a los centros educativos para que se les informe previamente de cualquier actividad, materia, taller o charla impartida en los mismos que “afecte a cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivos para la conciencia y la intimidad de nuestros hijos”, según explica Vox.

Esta medida estrella del programa del partido ultraderechista establece así que los padres puedan analizar dichas actividades de antemano, “reflexionar sobre ellas” y en base a ello dar su autorización expresa para la asistencia o no de sus hijos.

El llamado pin parental de Vox nació en respuesta al “evidente adoctrinamiento en ideología de género que sufren los menores en los centros educativos, en contra de la voluntad y contra los principios morales de los padres”, en palabras del propio partido.

El pin parental, contrario al 'derecho fundamental', según el Gobierno

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Isabel Celaá ha considerado “ilegal” el pin parental y ha asegurado que esta medida es contraria al “derecho fundamental y constitucional” a la educación que ostenta toda persona “desde su nacimiento”.

“No podemos pensar de ninguna de las maneras que los hijos pertenecen a los padres”, ha aseverado la ministra de Educación en la comparecencia. Poco después ha precisado que el pin parental que defiende Vox se dirige a las actividades “que se aprueban en el Consejo Escolar (…) donde tienen presencia las familias” y que son contenidos “de obligado cumplimiento para cursar la enseñanza”.

Celaá ha recordado al Gobierno de Murcia, presidido por el popular Fernando López Miras, que si no atiende al requerimiento enviado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez iniciará el “procedimiento” que llevará al pin parental a los tribunales.

tribunales" el 'pin parental', una medida promovida por Vox que ha exigido tanto en Murcia como en Andalucía para apoyar los presupuestos de ambas comunidades.

Una oleada de reacciones contra Vox

Esta decisión del Gobierno de recurrir el pin parental en Murcia ha provocado la reacción de políticos de nivel nacional. Como no podía ser de otra manera, uno de los primeros en posicionarse a favor de la medida ha sido Santiago Abascal.

El líder de Vox ha defendido el pin parental frente a las “chaladuras y sectarismos”. “Seguiremos protegiendo a las familias de vuestras pulsiones totalitarias. Dejad a nuestros hijos en paz”, publicaba a través de su cuenta de Twitter.

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, se ha congratulado también a través de Twitter de que gracias al pin parental “los progres se han encontrado por primera vez un freno a su ambición de adoctrinamiento de nuestros hijos”.

Por otro lado, Irene Montero ha afirmado que esta medida es un elemento de “censura educativa”.

La nueva ministra de Igualdad cree que el pin parental “rompe el Pacto de Estado contra la Violencia de género y es machismo puro y duro”.

Montero ha recalcado que “los hijos e hijas de padres y madres homófobas tienen el mismo derecho que cualquier niño o niña a ser educados en el respeto y la promoción de los derechos humanos”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!