El cese ordenado por el ministro Marlaska del coronel Diego Pérez de los Cobos, jefe de la comandancia de Madrid, ha generado una crisis de primer orden entre la cúpula de la Guardia Civil y el Gobierno, produciéndose una escalada de destituciones y dimisiones en cascada. La chispa de la crisis parece haber sido las conclusiones de la investigación sobre la propagación del coronavirus a partir del 8 de marzo, que el coronel Pérez de los Cobos llevaba a cabo por orden del juzgado de instrucción nº2 de Madrid. Esta investigación habría destapado una actuación upuestamente negligente al autorizarse la masiva manifestación feminista del día 8, que habría servido para expandir la pandemia cuando ya se había dado la alarma sobre la infección.

Esta tesis contradice la de la abogacía del estado, que esta manifestación no habría sido más relevante en la expansión del virus que la actividad normal de un fin de semana corriente como lo fue el del 8 de marzo, por ello el Gobierno parece haber decidido tirar "Por la calle de en medio" y cesar al autor del informe, sin prever que este cese generaría una reacción solidaria en las más altas cúpulas de la Benemérita.

Dimisión del 2º Jefe de la Guardia Civil

La destitución del coronel Pérez de los Cobos tenía lugar de forma sorpresiva el domingo 24 de junio, quizás realizada en fin de semana para que causara el menor revuelo posible. Pero sí se quería evitar un escándalo, no fue nada lo que se logró pues el Director Adjunto Operativo, DAO, de la Guardia Civil, que de hecho es el número 2 de la institución y principal asesor de la Directora General, el teniente general Laurentino Ceña dimite repentinamente el martes 26 en solidaridad con su compañero cesado dos días antes.

Es de destacar que Ceña pasaba a la reserva el 2 de junio, pero su dimisión genera un escándalo mayúsculo que pone al descubierto la trama aparente del Gobierno de evitar toda inculpación de cualquiera de sus miembros por la expansión de la epidemia de Coronavirus, de hecho debido al informe de Pérez de los Cobos el delegado del gobierno en Madrid tiene pendiente una querella criminal en el juzgado por permitir la manifestación del 8M.

Esto supondría que el jefe del Mando de Operaciones de la Guardia Civil, de hecho número 3 en la jefatura de la institución, el Gral. Fernando Santafé, sería el designado para asumir el puesto del DAO, pero este mando también solidario con Pérez de los Cobos y con Ceña y visiblemente molesto por las formas en que se ha actuado en esta situación, también ha sido relevado de su puesto, y también cercana su jubilación ha sido asignado a tareas de enseñanza en la Dirección del Centro Universitario de la Guardia Civil.

Un puesto que puede ser desempeñado por una persona en situación de reserva. De hecho, en solo una semana, el Ministro del Interior ha relevado o aceptado las dimisiones del jefe de la comandancia de Madrid, del director adjunto de la Benemérita y del jefe de su mando de operaciones. Una auténtica criba en la cúpula de la Guardia Civil, que el mismo Marlaska ha justificado por la necesidad de formar su propio equipo con "personas de su confianza".

Reacciones políticas

La oposición ha reaccionado indignada ante esta "limpia" en el Instituto Armado acusando al Gobierno de hacer una depuración en la Benemérita para "hacerla más sensible" a sus órdenes. PP, Cs y VOX han arremetido con virulencia contra el ministro Marlaska por esta "depuración", exigido su dimisión inmediata y que: "sacara sus sucias manos de la Guardia Civil".

El actual ministro solo encontró apoyo en su propio grupo del PSOE, en Podemos y de forma un tanto discutible en ERC, pues apoyó el cese de Pérez de los Cobos no por su informe sobre la expansión del Coronavirus sino por su actuación en Cataluña, como jefe designado de todas las fuerzas de seguridad, durante la aplicación del Art. 155 de la Constitución en el transcurso de la crisis separatista catalana. Con todo, Marlaska se ha negado a dimitir y ha echado balones fuera sobre el informe del Coronavirus de Pérez de los Cobos con el argumento que: "nunca se lo pedí".

Relevos en el mando

Los puestos de los cesados deben cubrirse, y el de DAO parece que recaerá en un profesional reputado en la lucha contra el terrorismo etarra, el general Pablo Salas que ostentaba la jefatura del Servicio de Información, aunque este nombramiento obliga a un ascenso de graduación, que ha sido acordado ya con el Ministerio de Defensa para que Salas sea ascendido a Tte.

Gral. desde su actual rango de Gral. de División, y entonces reciba el mando como Director Adjunto Operativo y como tal la máxima autoridad del cuerpo, tras la Directora General María Gámez.. El Mando de Operaciones recaería en el también ascendido a Tte. Gral. Félix Blázquez Gonzáles, un experto en lucha contra el contrabando, narcotráfico e inmigración ilegal y que ostentaba el mando de la Guardia Civil en el estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán. al momento de escribirse esta crónica el relevo en la comandancia madrileña estaba aún por conocerse.

Con todo la percepción general es que este escándalo sobre destituciones en la Guardia Civil traerá consecuencias políticas en el futuro, especialmente ante las denuncias de la oposición de englobar estas en una deriva autoritaria del Gobierno, encabezada por el vicepresidente Pablo Iglesias ante la inacción del presidente Sánchez, habida cuenta de los desplantes que Iglesias ha protagonizado en el congreso contra miembros del PP y Vox llegando a acusarles de "golpistas".

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!