España acaba de recibir los primeros componentes para montar sus dos primeros "drones" de combate "Predator" procedentes de EEUU y construidos por la empresa General Atomics Aeronautical Systems, GASA. Los componentes dispuestos en cuatro contenedores llegaron a la Base de Morón transportados desde los EEUU en un enorme avión de transporte Antonov 124, mediante la contrata que tiene el Ministerio de Defensa con la empresa civil rusa DSV para transportar portes de gran calibre en estos aviones de transporte pesado.

Ya desembarcados, estos "drónes" serán ensamblados y llevados a la Base de Talavera la Real donde serán empleado por el 223 Escuadrón del Ejército del Aire.

A este primer par le seguirán otras dos unidades el próximo año 2020 que formaran la primera unidad de "drones" operativa en el Ejército del Aire, EDA.

Los 'drones', una necesidad en el campo de batalla moderno

Es un hecho contrastado que los "drones" han revolucionado la guerra moderna y se han convertido en un arma decisiva, tanto para descubrir el enemigo desde el aire y destruirlo quirúrgicamente de forma silenciosa e inadvertida. Las escenas de un objetivo detectado desde el aire por un drón ya sea en Siria o Afganistan para ver después como el objetivo salta por los aires alcanzado por un misil de precisión, se han vuelto habituales y hasta cotidianas.

Por ello, no cabía duda que cualquier ejército que se considere avanzado desee dotarse de estos ingenios, ya se denominen "drones" (zánganos) en lenguaje coloquial o Remote Piloted Aircraft System (Avión Pilotado por Sistema Remoto) RPAS, en lenguaje académico.

Por ello el EDA reclamaba por poseer estas capacidades, un proceso que empezó hace cinco años y que incluyó la formación de pilotos y controladores de RPAS en Estados Unidos, así como formación de mecánicos y personal de mantenimiento para las aeronaves y los sistemas de tierra.

Completados los cursos del personal y superadas dificultades burocráticas y de retrasos en el programa por el constructor GASA, al fin se han recibido las primeras dos unidades junto con la primera Estación Terrestre de Control Móvil, ETCM, esto es la cabina terrestre desde donde se pilotará a los "drones" a distancia y desde tierra.

Despliegue operativo para recibir los 'Predator'

Como a todo nuevo sistema de armas al "Predator" le espera un intenso período de adaptación y familiarización por parte del personal que lo manejará y mantendrá. Un período que probablemente se prolongue por algo más de un año y que se implementará en la base talaverana donde están en construcción hangares específicos para alojarlos.

Al estar en la misma base la Escuela de Caza y Ataque equipada con cazas F-5 se pretende tanto formar al personal en el manejo de los drones como su cooperación con aviones de combate en operaciones y así sacar todo el partido a este binomio dron/avión de combate. Cuando la máquina esté testada y probada se prevé que cambie de ubicación y opere desde las Islas Canarias en la Base Aérea de Arrecife en Lanzarote.

Se trata de un material de calidad superior

Aunque en tema de "drones" en las FAS ya el Ejército de Tierra, ET, disponía de RPAS tipo Searcher y SIVA, de construcción israelí y nacional, además de otros modelos reducidos para operaciones especiales. Pero estos eran de unas prestaciones limitadas con escasa autonomía (12 y siete horas de vuelo), alcance limitado a un máximo de 250 Km y escasa furtividad, pues sus sistemas optrónicos no son punteros y les fuerzan a operar a media altura, entre 4.000 a 6.000 metros, para detectar objetivos lo que les hacia visibles desde tierra y reducía su sigilo.

Aunque válidos para un uso táctico en el campo de batalla, que es lo que el ET necesitaba en concreto, no se les podía sacar todo el partido que han demostrado los "drones" en los conflictos actuales. Con el "Predator", el EDA se dota con un material de superior calidad capaz de estar hasta 34 horas en el aire, detectar blancos a 15.000 metros de atura lo que lo hace casi indetectable, pudiendo operar hasta a 3.000 Km de su base. Una mejora decisiva.

Los 'Predator' serán usados reconocimiento, de momento

El uso de los "Predator" en España estará en principio limitado al reconocimiento y las tareas de observación e inteligencia. Su despliegue en Las Canarias es una muestra clara del interés que se tiene en disponer de vigilancia aérea sobre la zona del Magreb, pero en principio estos RPAS no estarían armados.

De emplearse en combate su tarea será la de detectar y apuntar un objetivo que después sería destruido por un ataque aéreo convencional.

Ahora bien, este tipo de drón conserva la capacidad de ser dotado de armamento, ya sean misiles o bombas guiadas por láser. Para ello solo se necesitaría dotarles de un software adicional y cambiarles el modelo de ala para poder portar armamento. Una modificación relativamente sencilla que puede hacerse en poco tiempo tras pasar por talleres. El análisis que se obtiene es que mientras la situación internacional de España sea de calma con sus vecinos, los "Predator" se usarán solo para reconocimiento, pero se guarda la posibilidad del armado si esta situación variase.

Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!