Es la primera vez que una mujer se pone al frente de los servicios de inteligencia españoles desde su creación.

Desde su fundación en 1972 como Servicio Central de Documentación (CESED) y su posterior reforma con el advenimiento de la democracia, que lo transformó en el Centro Superior de Información de la Defensa (CESID) en 1977, su reforma integral sufrida en 2002, debido a su asociación a multitud de escándalos, obligó a transformar la institución de arriba a abajo y pasó a llamarse Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En estos 47 años de historia, la agencia de inteligencia española, o "la casa" como la denominan sus mismos agentes, siempre había estado dirigida por hombres, militares de alta graduación y eventualmente algún diplomático, pero aunque desde sus inicios contó con agentes femeninos, ninguna mujer había estado al frente de la organización.

Ahora, Paz Esteban, la actual número dos de "la casa", o sea la secretaria general del CNI, ha tomado el relevo al 'número uno' recién cesado, el general Félix Sanz Roldán, el cual ha estado al frente del CNI durante diez años, abarcando gobiernos del PSOE y el PP y aparentemente a plena satisfacción de ambos partidos, que le confirmaron en su cargo y alabaron su labor.

Por ley, el destituido jefe no podía estar al frente de un tercer mandato de otros cinco años, por lo que su relevo se ha producido al cumplirse las fechas previstas de conclusión.

Ahora bien, se da la circunstancia de que el actual Gobierno se encuentra en funciones, pues no ha sido aún confirmado por el Parlamento tras las últimas elecciones generales, y un Ejecutivo en funciones no puede nombrar a un secretario de Estado, que es el nivel administrativo que tiene que tener el director del CNI. Por tanto, el nombramiento de Paz Esteban es interino hasta la formación de un nuevo Gobierno.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Casa Real Historias

Paz Esteban, una mujer de 'la casa'

Nacida en 1958, Paz Esteban entró con 25 años en el CESID. Lo hizo en 1983 tras graduarse en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid. Hasta 2004 se especializó en cometidos de Inteligencia Exterior en distintos ámbitos y tareas relacionadas con la obtención de información fuera de nuestras fronteras.

Tras 21 años en el CNI, ascendió a las secciones de dirección para ayudar a diseñar el planeamiento y las estrategias a escala global, y fue en 2010 cuando fue nombrada directora del Gabinete Técnico del Secretario de Estado Director (SED) del CNI.

Este cargo es de hecho el 'número dos' de la institución y depende directamente del director del CNI, con el que trabaja diariamente.

Tras el cese de Sanz Roldán, el Gobierno nombró a Paz Esteban como directora interina del CNI en el Consejo de Ministros del pasado 5 de julio.

Una persona que, al revisar su historial, se puede afirmar que ha sido agente de inteligencia y que ha trabajado en el campo del espionaje los últimos 36 años, con lo que su experiencia para el cargo parece acreditada, aunque el suyo sea un nombramiento interino.

Que esta interinidad pase a ser un cargo fijo al frente del espionaje español o el paso de Esteban por la dirección del CNI sea un mero recurso temporal, pasa por el nombramiento de un nuevo Gobierno, situación que a día de escribirse esta crónica todavía sigue en el aire dada la aritmética parlamentaria y la actual confrontación entre los distintos partidos representados en la Cámara Baja.

Operatividad y trabajo pese a la interinidad

En una comparecencia de prensa junto a la ministra de Defensa en funciones y realizada en la sede del CNI, tanto Margarita Robles como Paz Esteban hicieron especial hincapié en que esta interinidad no afecta en nada a la operatividad y el trabajo diario del CNI y que sus alrededor de 3.000 efectivos siguen trabajando a diario para contrarrestar las amenazas a España: "No se baja la guardia en ningún momento. El CNI no se puede permitir estar trabajando de forma interina", dijo la ministra.

Y esta lucha incluye tanto las amenazas a la integridad territorial de España, el terrorismo como amenaza permanente, los ataques informáticos, la inestabilidad internacional o el reciente fenómeno de las fake news, entre otras amenazas que puedan afectar a la seguridad de la nación.

Del mismo modo, Paz Esteban, como nueva directora del CNI remarcó: "Nuestros ciudadanos pueden estar tranquilos y pueden confiar en que nuestros servicios de inteligencia va a seguir manteniendo su trabajo y su esfuerzo para garantizar su bienestar, que es el objetivo que, en definitiva, nos guía".

Que la lucha contra esas amenazas vaya a ser dirigida por una mujer durante los próximos cinco años, si es confirmada en su cargo y es superada la interinidad actual, es algo que todavía tiene que concretarse.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más