Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Casado (PP) mantuvieron un encuentro en la jornada de este lunes para debatir la formación de un nuevo Gobierno que permita concretar la investidura del presidente en funciones. Luego de tener la aprobación del rey Felipe VI, el líder socialista busca finiquitar con las demás fuerzas políticas que integran el Parlamento el acuerdo que le permita sellar su cargo al frente de España. No obstante, para ello debe mover las piezas con los partidos de centroderecha, por lo que Casado le hizo saber que no aceptará un Gobierno "comunista".

Las declaraciones de Casado muestra su negativa a la investidura de Sánchez

El líder del Partido Popular consideró de mal gusto que la "única alternativa" planteada por Sánchez haya sido la de abstenerse al acuerdo de Gobierno que "libremente ha elegido para excluir al PP", expresó Casado, según informó la agencia EFE. A la vez que manifestó que su fuerza política no permitirá "blanquear" el pacto que el PSOE firmó luego de las elecciones de noviembre con Unidas Podemos, de Pablo Iglesias. Igualmente fue categórico sobre el rol de ERC en la investidura de Sánchez.

Asimismo, Casado declaró que "no puede abstenerse ante un Gobierno socialista con los comunistas de Podemos, que sería letal para España y un suicidio para el PP".

Además dijo que "no entiende" la postura de Inés Arrimidas de Ciudadanos, quien está de acuerdo en abstenerse al pacto del PSOE con la izquierda de Unidas Podemos. En este sentido, el líder del PP afirmó que su partido no va a "jugar de farol" en este contexto, a la vez que expresó salir con más "preocupación" tras finalizar la reunión con el presidente en funciones.

El líder del PSOE pide responsabilidad al Partido Popular

Según consignó La Vanguardia, Casado habría preguntado unas cinco veces a Sánchez si la única opción que este le planteaba era que el PP se abstuviera del pacto para formar Gobierno con la izquierda (con el aval de los independentistas). "La respuesta ha sido sí", contó el dirigente del PP.

Respecto al rol que tiene el ERC (Sánchez también busca la abstención de los catalanes), Casado piensa que el socialista está actuando en un terreno peligroso, ya que si piensa que logrará "domesticar al tigre" del independentismo, este terminará siendo "devorado".

Por su parte, Sánchez tuiteó sobre la reunión que mantuvo con las dos fuerzas de centroderecha en la jornada. El jefe del PSOE llamó a las partes a "asumir su responsabilidad" para dar paso a su investidura. "La ciudadanía votó pluralidad, diálogo y entendimiento, nunca bloqueo. España necesita un Gobierno y lo necesita ya. Seguiremos trabajando por ello", dijo en su cuenta oficial de Twitter.

Esta semana es clave para el camino hacia la investidura del presidente en funciones.

La fecha para el acto deberá votarse en el Parlamento en un debate pendiente, pero para ello Pedro Sánchez deberá acordar las abstenciones necesarias para que el pacto con Unidas Podemos pueda conseguir su histórico logro: formar un Gobierno de izquierdas, lo cual no ocurría desde la restauración de la democracia española en 1977.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!