Boris Johnson ha logrado arrasar en las últimas elecciones celebradas en el Reino Unido y, gracias a los resultados obtenidos, tendrá vía libre para poder cumplir su objetivo de ejecutar el Brexit.

El Partido Conservador ha logrado 365 escaños, cuando necesitaba 326 para lograr la mayoría absoluta y logrando 48 más que en la anterior cita electoral. Mientras tanto, Jeremy Corbin, el candidato de los laboristas, ha anunciado que no seguirá al frente de su partido en la próxima cita electoral tras quedarse en apenas 203, lo que significa que ha perdido un total de 59 escaños.

Boris Johnson no tendrá oposición para salir de la UE

Mientras tanto, el partido independentista y en contra del Brexit de Escocia ha logrado 48 de un total de 59 escaños y ya ha pedido que se celebre un segundo referéndum sobre la independencia.

Hay que recordar que el primer ministro inglés decidió convocar elecciones, de manera anticipada, para poder romper el bloqueo por parte del Parlamento al Brexit y, después de lograr estos resultados históricos, Johnson tiene vía libre para seguir adelante con sus planes.

Boris Johnson llevó adelante una campaña casi totalmente centrada en la salida de Reino Unido de la Unión Europea (de la que es un gran defensor) y le ha salido muy bien la estrategia, ya que, su partido ha logrado los mejores resultados en más de tres décadas.

Mientras tanto, Corbyn no ha tenido ningún éxito con su estrategia electoral

En su caso, había apostado por un claro giro hacia la izquierda y recuperar su agenda política olvidando el Brexit. Eso sí, prometiendo un segundo referéndum en caso de ser elegido. Pero su estrategia no ha tenido ningún éxito, todo lo contrario, ha perdido una gran cantidad de escaños.

El Partido Conservador ha logrado unos resultados excelentes en las comunidades y en los municipios más pequeños; mientras que en el caso de los laboristas, los mejores resultados han sido en las ciudades. Incluso, los conservadores se han hecho con lugares que eran históricamente laboristas, como es el caso del distrito de tradición minera “Blyth Valley”, que llevaba en manos de los laboristas desde el año 1950.

Boris Johnson llegó al poder tras la dimisión de Theresa May, el pasado 24 de julio del año 2019. May tuvo que abandonar su puesto tras el rechazo, por parte de la Cámara de los Comunes, de un acuerdo de salida de manera negociada con la Unión Europea, hasta en tres ocasiones.

En ese momento, Johnson prometió que el Brexit sería efectivo antes de una fecha próxima: 31 de octubre. Pero, la mayoría del Parlamento lo evitó. Por esa razón, para acabar con el bloqueo existente en el bloqueo parlamentario, decidió convocar elecciones anticipadas para poder reforzar su posición con una mayoría absoluta, lo que ha logrado.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!