Hay Efemérides en que la noticia que se espera que se genere es que han transcurrido con normalidad y conforme al programa previsto, cuando inesperadamente un suceso imprevisto trastoca el devenir del acto y condiciona el mismo más que la celebración del acto en sí, un ejemplo de esto ha tenido lugar en la celebración del 12 de octubre de este 2019 cuando el cabo 1º paracaidista Luis Fernando Pozo Dionísio ha chocado en su descenso con una farola mientras portaba la bandera de España que iba presidir los actos en la madrileña Plaza de Lima.

Percance en el descenso

El incidente tuvo lugar a la vista de los presentes en la Plaza de Lima y fue retransmitido en directo por TV, cuando tras iniciarse los actos y recibir a los Reyes se espera la llegada por aire la bandera nacional que presidirá el evento, los dos paracaidistas cabos 1º veteranos de la BRIPAC, Fernando Pozo, que portaba la bandera y con 600 saltos de experiencia y Emilio Roiz Montoya que señalaba la ruta de descenso, bajaban sin aparente novedad y tras la llegada del señalador a tierra el paracaidista Pozo hacía el último giro para llegar a suelo, en ese instante se chocaba con una de las farolas del Paseo de la Castellana entre el sonido del golpe y el grito de conmoción del público, quedando colgado de la misma.

Con todo, sus compañeros de la BRIPAC se movían con rapidez para recuperar la bandera que el cabo 1º logró soltar rápidamente y un vehículo VAMTAC equipado con una cesta grúa extensible lograba recuperarlo de la farola sin daño a los pocos minutos, entre los aplausos del público los primeros los de los reyes.

Ya en tierra un reconocimiento médico certificaba que no sufría ningún daño físico, el psicológico es algo diferente.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Casa Real Historias

Consuelo y ánimo al paracaidista

El Rey en persona dio la orden que ambos paracaidistas estuvieran presentes en el saludo a autoridades al final del desfile. Esperando en posición de firmes el rostro compungido del cabo 1º Pozo lo decía todo, era una muestra dolorosa de decepción y fracaso, la familia real en pleno se acercó a animarle y consolarle, la Reina Letizia fue especialmente afectuosa y balsámica en ese momento dejándose escuchar un "no te preocupes" en medio del ambiente.

Del mismo modo, el presidente del gobierno saludo a ambos paracaidistas y la ministra de defensa fue muy afectuosa con el paracaidista accidentado al que dio dos besos y el JEMAD en persona lo abrazó para animarlo.

Hay que decir que pese a algunas bromas de mal gusto en las redes sociales y algunos comentarios mezquinos, el paracaidista Pozo ha recibido una oleada de solidaridad y apoyo tanto público como en las redes sociales exonerándole de toda culpa, confortándole y dándole ánimo e, incluso, ha comenzado una iniciativa popular de recogida de firmas para que vuelva a saltar portando la bandera en la próxima ocasión.

Un acto brillante

Ahora bien, el acto del 12 de octubre no se circunscribe a este percance y superado el incidente la celebración siguió con normalidad revelando su primera sorpresa cuando la consagrada soprano Ainhoa Arteta interpretó el himno "La muerte no es el final" durante el homenaje a los caídos.

El desfile aéreo, cuya ejecución depende de la meteorología y en muchas ocasiones ha sido suspendido, transcurrió con plena normalidad y junto a los cazas del Ejército del Aire y Armada sobrevolaron la Castellana aviones de transporte, helicópteros de Ejercito de Tierra, Armada, Guardia Civil y Policía Nacional e incluso de Salvamento Marítimo y Agencia Tributaria.

Esto es significativo, pues estamos hablando del desfile por la Fiesta Nacional y no por el Día de las Fuerzas Armadas, son eventos diferentes y en el que nos ocupa también desfilan aparte de las FAS las instituciones públicas que se han destacado en el último año, por lo que también se pudo disfrutar del paso de vehículos de equipos de emergencia y rescate de toda clase de administraciones, ya sea Policía Nacional, SAMUR de Madrid, equipos de emergencia de Canarias, por su participación en la extinción de los graves incendios de Gran Canaria de este verano, y de la Xunta de Galicia.

De este modo, fue la UME una de las unidades más aplaudidas en este desfile por su ejemplar labor en intervenciones en emergencias en los últimos meses.

Celebración misiones internacionales

La celebración de esta edición estaba basada en los 30 años de participación española en operaciones internacionales por lo que los estandartes de las unidades que participaron en las mismas tuvieron un gran protagonismo junto con la bandera del Juan Sebastián Elcano al cumplirse los 500 años de la primera vuelta al mundo y un homenaje especial a "Los últimos de filipinas".

Referido a las misiones, se contó con la participación de destacamentos de Líbano, Mauritania, Senegal y Malí naciones, donde actualmente se cumplen misiones en el exterior. En Mali, en concreto, las tropas españolas evitaron un atentado con camión bomba, acción que ha sido recientemente recompensada.

Del mismo modo que en el desfile motorizado, los vehículos destinados a misiones tuvieron una especial relevancia lo que ha hecho de este desfile un acto especialmente brillante pese al desagradable incidente con el descenso de la bandera.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más