Uno de los mayores honores que un regimiento puede tener es el poseer su propia bandera y es un caso sintomático que cuando una nueva unidad es creada y está en funcionamiento operativo carece al inicio de una bandera propia, de una bandera regimental que lleva bordado el nombre del regimiento. Esa es la bandera que se guarda en el cuarto de banderas que se saca al patio de armas cuando acontecen grandes ceremonias y a la que se rinden honores y sobre la que juran los soldados que servirán en ese regimiento.

O sea, esa es la bandera del regimiento, la suya propia, aunque en el acontecer cotidiano se usen muchas otras banderas de España para toda clase de cometidos, ya como ornato o para la ceremonia diaria de izado y arriado, pero son enseñas fabricadas en serie que no llevan bordado el nombre del regimiento. Son banderas que se usan y reciben los honores correspondientes, pero no son la bandera propia del regimiento.

Una enseña propia

Por ello es un gran honor para todo regimiento como para todo navío de guerra tener su propia bandera. Pero la posesión de una bandera regimental propia no viene porque sí, pues una vez el regimiento esté constituido tiene que ser una localidad o institución la que done una bandera al regimiento, le borde su nombre y una madrina se la entregue oficialmente en una ceremonia solemne.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Casa Real

Y esto acaba de ocurrir con el Regimiento de Infantería "Nápoles" Nº 4 de Paracaidistas que ha recibido su bandera regimental donada por la localidad de Paracuellos del Jarama y apadrinada por la Reina Letizia.

El Regimiento Nápoles 4

Como la mayoría de los regimientos españoles el "Nápoles" tiene una historia centenaria pues fue fundado como "Tercio Viejo de Nápoles" en 1566. Pero también como a la mayoría de regimientos su historia no ha sido lineal pues entre múltiples hechos de armas ha pasado por docenas de reorganizaciones, cambios de nombre y destino, y también disoluciones para ser reconstituido de nuevo a posterior.

De esta manera, fue disuelto en 1965 por última vez y vuelto a reactivar en enero de 2016 cuando la última reorganización del Ejército de Tierra, ET, organizó el mismo en el nuevo concepto de Brigada Polivalente, BOP, esto es que es capaz de operar en cualquier escenario bélico.

Así la Brigada Paracaidista, BRIPAC, recibió el nombre de "Almogávares" VI y reorganizó a sus batallones en dos reconstituidos regimientos: el "Zaragoza" 5 que se asienta en Jabalí Nuevo, Murcia, y el "Nápoles" 4 afincado en la Base Príncipe en el madrileño municipio de Paracuellos del Jarama, y esta su ciudad anfitriona la que le ha regalado al regimiento su bandera.

La entrega de la enseña

Aprovechando el aniversario de la BRIPAC, pues las fuerzas paracaidistas de ET fueron creadas el día 23 de febrero de 1953, los elementos de la brigada que sirven en la Base Príncipe formaron en el patio de armas para recibir la bandera del Rgto. "Nápoles" de manos de la Reina Letizia.

Primero esta en un discurso agradeció que se la haya considerado ser la madrina de la entrega y ha dado las gracias "por permitírselo" y ha tenido un recuerdo especial para la BRIPAC señalando: "Los paracaidistas habéis intervenido en todas las operaciones en las que España se ha comprometido.

Os habéis implicado sin reservas en todas las misiones asignadas. Y también habéis perdido a varios compañeros en ejercicios y operaciones. A ellos quiero hoy rendirles homenaje y enviar a sus familias mi agradecimiento y mi cariño, que sé que es el de todos".

Tras las declaraciones, la Reina recibe la bandera primero del alcalde de Paracuellos, como ciudad donante y luego tras desatar una pequeña cinta que la mantiene sujeta se la entrega al coronel jefe del regimiento, el cual tras besarla se la entrega al piquete de honores.

El coronel jefe realiza entonces un discurso de agradecimiento en medio del cual se realiza una descarga de fusilería para dar la bienvenida a la nueva bandera que ya es como tal la bandera del regimiento, en este caso del "Nápoles" 4º de Paracaidistas.

El homenaje a los caídos, el himno paracaidista, un desfile y un salto de paracaidistas a gran altitud portando la enseña nacional y el estandarte negro de la BRIPAC cierran el acto subrayando que la unidad tiene su propia bandera.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más