Dotado de unos medios que le dan un alcance planetario, el US Army planea sus ejercicios con unidades de países aliados de forma global, de este modo el ejercicio "Strike Sable" (Golpe de sable) que anualmente realiza la 173 AB, Airborne Brigade, los míticos "Sky Soldiers" que asaltaron el Rin en paracaídas en 1945 y se desplegaron después en Corea y Vietnam, se realizan a la vez en tres lugares distintos de Europa: Alemania, Polonia y España.

Anuncios
Anuncios

Y con las unidades paracaidistas de las naciones anfitrionas, en Alemania con la Luftlande Brigade der Fallschirmjaeger; en Polonia con la Brigada Spadochroniarz Sosabosky de paracaidistas; y en España con la Brigada Paracaidista, BRIPAC, "Almogávares" VI y en concreto con la Iª Bandera Roger de Flor que acometerá la misión con el I Batallón del 503 Regimiento de la 176 AB.

El escenario

Si hablamos de usar unidades aerotransportadas en el mundo actual nos viene a la mente una intervención en un país en conflicto.

Anuncios

Frente a esto se puede pensar en tres escenarios:

  • Permisivo. En que la presencia occidental es esperada y deseada por lo que no se espera oposición alguna a su despliegue.
  • Semipermisivo. Aunque oficialmente la presencia occidental es oficial y formalmente aceptada, se espera resistencia de elementos incontrolados y hostiles.
  • Hostil. La intervención se desarrolla en territorio enemigo donde se espera resistencia armada desde el primer momento, por lo que el desembarco aéreo es una acción de guerra.

Siguiendo la experiencia americana en 2003 en el norte de Iraq y la francesa en 2013 en Malí, el escenario más plausible es el segundo por lo que la Operación "Strike sabre west", o "Eagle Spirit" como se denomina para la BRIPAC, se realiza en el campo de San Gregorio en un ambiente semipermisivo donde la oposición la realizarán elementos irregulares, asimétricos e incontrolados.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Casa Real

De este modo siete enormes aviones de transporte C-17 procedentes de Vincenza, Italia, orbitan sobre el campo de maniobras dispuestos a lanzar a 700 paracaidistas, 600 estadounidenses y 100 españoles lo que es una Agrupación Táctica al completo, sobre el campo. El viento es bastante fuerte, el salto se ha retrasado dos horas de lo previsto por el exceso de tráfico aéreo, por lo que solo tras seis órbitas los controladores de tierra españoles y americanos dan permiso al salto cuando parece levantarse un período de calma.

El percance en el salto

Cuando los primeros paracaidistas están en el aire el viento aparentemente calmado rebrota de nuevo, aunque se da la orden inmediata de interrumpir el salto ya hay 350 paracaidistas en el aire, la diferencia de vientos en altura y superficie provoca un fenómeno atmosférico conocido como "cizalladura vertical" que crea torbellinos de aire los cuales alcanzan a un total de 13 paracaidistas, siete españoles y seis estadounidenses, que se estrellan al llegar al suelo provocando variadas lesiones.

Anuncios

El más grave, un "paraca" español que terminó con traumatismo cráneo encefálico y pérdida de consciencia que forzó su evacuación en helicóptero al Hospital Miguel Servet de Zaragoza mientras que otros compañeros con lesiones menores como esguinces, torceduras, fracturas en nariz o golpes varios contra el suelo fueron atendidos en tierra por los equipos médicos de España y EEUU, los más leves fueron atendidos en el lugar y se unieron al ejercicio mientras que los más graves evacuados al Hospital Militar de Zaragoza.

Anuncios

A posteriori la evolución de los heridos fue buena y en un par de días se incorporaron al ejercicio e incluso el más grave evolucionó favorablemente en poco tiempo quedando fuera de peligro.

Con todo la operación siguió su curso como si de una operación real se tratara y como se procede en caso de guerra, los heridos al recuperarse se reincorporan a sus unidades y estas continúan con su misión pese a las bajas que se quedan en retaguardia con los servicios médicos.

La operación

Así nada más agruparse en tierra los paracaidistas españoles atacan y toman una posición de morteros hostil que disparaba contra las tropas, tras acabar con los elementos enemigos rodean y cierran los accesos a un supuesto aeropuerto que es tomado al asalto por los "airborne" americanos. Asegurado así un punto de entrada por vía aérea, puede realizarse la segunda fase de la operación en que una agrupación de refuerzo, llegando a una fuerza total de 1.200 efectivos, dos agrupaciones, llegará por vía aérea a ese aeropuerto para reforzar la unidad lanzada en paracaídas y dar control a toda la zona.

Para lograr la máxima cohesión la primera agrupación, como ya vimos, es americana con una compañía española y la segunda es española con una compañía americana, el objetivo es saber como trabajar juntos y eso solo es posible mezclándose y trabajando codo con codo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más