Y desde luego para una unidad militar pocas humillaciones mayores existen que el haber dejado atrás a un compañero herido o lesionado, ya sea en el ejército español como en cualquier otro. Pero con independencia de lo que digan los reglamentos o las distintas ordenanzas y credos de unidades, lo cierto es que esa idea es una tarea que tiene que ensayarse y practicarse con el adiestramiento cotidiano para que, después, pueda aplicarse en la realidad de forma natural asimilando y aplicando lo que exige la doctrina de forma natural.

Una preparación clara encaminada a este fin lo pudimos encontrar en los torneos GEBRIPAC que organizados en la Brigada Paracaidista, BRIPAC, con motivo del aniversario de esta a celebrarse el 23 de febrero, por ser el día de la fundación de las fuerzas paracaidista del ET en 1955.

Las pruebas

Los GEBRIPAC son una de las pruebas físicas más duras y exigentes que realizan las unidades del ejército, básicamente consisten en un circuito de 15 kilómetros a campo a través donde los equipos participantes deben superar diferentes pruebas y obstáculos de campo que van desde la carrera con troncos, el paso de barrizales, el paso de obstáculos ya sea introducirse por ruedas o el sortear barras, la escalada de muros, el arrastre de camiones, la escalada de de redes de desembarco, el acarreo de camillas con heridos, el paso de vado con cuerdas y todo ello a la carrera con controles y limite de tiempo.

Para acometer el ejercicio cada una de las unidades de la BRIPAC genero un equipo de 27 personas, con un oficial al mando, tres suboficiales y el resto tropa que siguieron un concienzudo programa de entrenamiento de un mes antes de realizar la prueba. A constar que aparte de las unidades paracaidistas un equipo del Regimiento de Caballería "Lusitania" 8 participó en la prueba pues por la nueva reorganización del ET en Brigadas Polivalentes esta unidad pasara a depender de la BRIPAC a partir de 2017.

Hasta el final

Y en esta prueba nadie se queda atrás los que desfallecen son empujados y arrastrados por sus compañeros o estos los llevan en volandas hasta el final, los compañeros que no participan animan con sus ánimos y vítores a los que saltan los obstáculos y la banda de música toca a todo meter música marcial para animar a los contendientes.

Así sí 27 efectivos son los que toman la salida en cada equipo son 27 los que llegan a meta tras cumplir los diferentes circuitos aunque algunos desfallecidos tengan que ser aupados por sus compañeros a cruzar la meta.

Y eso es lo que cuenta pues aunque el equipo ganador era el que representaba a la III Bandera "Ortiz de Zárate" lo importante no fue eso sino que todos llegaran al final equipos y participantes aunque algunos exhaustos lo hicieran aupados por sus camaradas de armas. Y ese es el objetivo final a cumplimentar que nadie se quede atrás.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más