6

El hecho ocurrió este martes 7 por la tarde, 15:20 hora local, cuando una patrulla de cuatro cazas de la Baltic Aír Police, BAP, de la OTAN volaban por los cielos del suroeste de Estonia . Dos Mirage 2000 franceses y dos Eurofighter españoles realizaban un ejercicio de combate aéreo en una zona de esa república del Báltico reservada a ese tipo de maniobras. En un momento del ejercicio uno de los Eurofighter españoles disparó de forma no controlada uno de sus misiles AMRAAM de medio alcance y guía radar.

El arma salió sin objetivo designado y no alcanzó a ninguna aeronave especulándose en seguida con su autodestrucción, aunque los sistemas no detectaron ninguna explosión por lo que es posible también que cayera a tierra.

Este hecho fue informado de inmediato al mando de la alianza para dar aviso a la población civil que no se acercara a ningún objeto extraño que se encuentren en el terreno. Luego, los aviones volvieron a su base de Siaulay sin novedad.

Sin embargo, estas misiones serán realizadas hasta que el incidente se aclare por los otros dos destacamentos en el Báltico en la BAP, uno portugués con F-16 de Amari, Letonia, y el francés de Siaulay con Mirage 2000.

Las consecuencias

Lo cierto es que este incidente ha tenido consecuencias inmediatas para el destacamento español [VIDEO] “Vilkas” (Lobo) que con cuatro cazas Eurofighter del Ala 11 vigila los cielos bálticos. Pues el mando de la alianza ha relegado a la unidad española las misiones de alerta Scramble, que protegen los cielos de las Repúblicas Bálticas de las incursiones rusas, al carecer estas de fuerzas aéreas propias.

En el plano político el primer ministro estonio, Jury Ratas, expresó al Secretario General de la OTAN, Jenns Stoltemberg, su preocupación por lo ocurrido: “Es un incidente grave y obviamente estamos preocupados, afortunadamente no hubo heridos”.

El secretario general lamentó el mismo y le aseguró que se aclararán todos los aspectos del mismo. Y de hecho la ministra de Defensa, Margarita Robles, contactó de inmediato con su homólogo estonio, Juri Luik, pero lo único que ha trascendido de la entrevista es que fue en: “términos cordiales”.

Las incógnitas

Desde luego el incidente es extraño, pues si se especula con un fallo humano sería de gran calibre, pues para disparar un misil, el piloto debe poner el avión en modo de combate, usando los controles, cargar las armas y liberar los seguros y luego disparar. Es un procedimiento ensayado y que sigue un protocolo. Es bastante increíble que un piloto de caza de élite cometa tal cadena de errores [VIDEO] para disparar un arma, como un misil, que en nada se parece a disparar una pistola.

Si es un fallo del sistema sería especialmente grave, pues significaría que en los sistemas electrónicos o en el software del Eurofighter tiene un problema técnico que fuerza el disparo sin tener ordenes para ello. E incluso la posibilidad de un sabotaje podría estar presente y no debe descartarse a priori. En una fase tan temprana de la investigación todas las posibilidades están abiertas.

Un baldón

Lo cierto es que sea cual sea el veredicto sobre el incidente este supone una mancha en el impecable expediente que hasta ahora había exhibido el Ejército del Aire, EDA, en los diferentes destacamentos BAP. En todas las actuaciones, España había sido excelente con resultados certificados, de hecho, el actual Destacamento “Vilkas” presentaba el mismo hasta 100 Scrambles con sus respectivas interceptaciones. Del mismo modo, la misión BAP se había convertido en una excelente escuela de interceptación para el EDA, trabajando codo a codo con la diferentes aviaciones aliadas y teniendo enfrente un rival de la talla de la Fuerza Aérea Rusa.

Ahora todo este brillante expediente está en entredicho por este suceso, lo cual supone una terrible frustración. Pues es un mancha en un expediente brillante y más si contamos que el Destacamento “Vilkas” cumplirá su periodo de servicio el 31 de agosto y volvería a España por lo que este incidente afecta a una misión que estaba a punto de cumplirse.