El caso Máster sigue en la palestra y es que en tiempos donde todo es oscuro entusiasma la idea de encontrar claridad. Pablo Casado tiene una excelente formación como lo reporta su ficha personal de Diputado por Ávila del Partido Popular. Pero el caso Máster se viene enredando cada vez más y se necesita desenredar el ovillo.

Pablo Casado quisiera tener una formación continua, ascendente. Para optar a un doctorado requiere de un Máster. Quizás la política lo absorbe de tal manera que le dificulta continuar su formación, pero ese no es el problema, hay tiempo para todo.

El problema es que se ponga en entredicho el Máster de Casado [VIDEO].

Ahora bien, eso es algo que se soluciona con pruebas. Pruebas que efectivamente demuestren que en ese momento de su vida tenía la formación suficiente para obtener las equivalencias que le otorgó la Universidad del Rey Juan Carlos. Pruebas también de los trabajos que complementaron los créditos requeridos para optar al máster.

Las pruebas de las equivalencias deberían responder a un informe [VIDEO]de las autoridades académicas y administrativas que demuestren que los contenidos de las asignaturas cursadas previamente por Casado se correspondían con los contenidos exigidos por el máster en cuestión.

Las pruebas que demuestren el máster de Casado

Las pruebas de los trabajos se demuestran no solo con papel, porque como dicen “el papel lo aguanta todo”. Debería demostrarse que lo impreso en papel se corresponde con un trabajo digital, realizado con un determinado equipo y en un tiempo preciso.

Realizar respaldos documentales es una práctica común que dicta la prudencia.

Si no hubiera ordenador con seguridad debe haber respaldos documentales de los trabajos presentados en físico.Tal como dice El Mundo: “El portátil no solo puede demostrar la documentación requerida por los jueces, sino revelar si los trabajos, las actas o los correos existen y, sobre todo, cuándo se hicieron o se enviaron”.

En declaraciones de la vicesecretaria de Comunicación del PP, Marta González, dijo que entregar el ordenador no va a ser fácil. "La solicitud de la magistrada es, como mínimo, un poco difícil de solventar". Ahora bien, las dificultades serían en todo caso de Pablo Casado quien ya declaró que está dispuesto a dar la cara y que es persona ordenada de las que suelen guardar todo lo que considera importante.

Es el momento de que Casado entregue el ordenador que utilizó para hacer los trabajos si el Tribunal se lo requiere. En este caso, “dar la cara” como declaró es también “dar el ordenador”.

Habrá que esperar a septiembre para conocer el dictamen del Tribunal.

La justicia es para todos

La estabilidad de las democracias se facilita con la independencia entre los distintos poderes. El poder judicial sería independiente si puede juzgar los casos sin recibir instrucciones de otros poderes que favorezcan por ejemplo a una formación política determinada. La oportunidad está en bandeja de plata.

Muchos de los representantes del pueblo de distintas tendencias políticas parecen no tener la formación académica en cuanto a los títulos que pregonan tener. La justicia es ciega. Es buena ocasión para demostrar que los jueces son imparciales y comenzar causas que fortalezcan la confianza en la justicia, demuestren la independencia de poderes y hagan justicia para todos.