El presidente del PP, Pablo Casado, está viviendo la pesadilla de la antigua presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, aunque apenas ha hecho más que comenzar. En el 2009, Casado era apenas un diputado autonómico en Madrid cuando realizó su máster de Derecho Autonómico y Local en la Universidad Rey Juan Carlos convalidando 18 asignaturas de 22 y sacando todo sobresaliente sin un gran esfuerzo aparentemente.

Según declara el imputado, no fue a clase ni realizó exámenes ni presentó el Trabajo de Fin de Máster (TFM), sólo presentó cuatro trabajos que dejó en un despacho. También afirma que sólo hizo lo que le pidieron y no le pareció raro.

Estas condiciones tan ventajosas le fueron propuestas por el organizador del máster, Enrique Álvarez Conde, el cual es también el principal imputado en el caso Cifuentes.

Dos compañeros matriculados en el mismo curso que Casado (Francisco José Valentín Ruiz y Mariana López Hurtado) desmienten su versión alegando que era necesario realizar los exámenes y trabajos de cada asignatura, así como el TFM que debían defender ante un tribunal de tres profesores.

Pablo Casado no piensa en dimitir como líder del Partido Popular

La profesora María Dolores Cancio confesó ante la juez que “le regalaron” el título de posgrado por su puesto relevante en la política, y le explicó qué debía hacer para convalidar 40 créditos de los 60 créditos del máster, y que para las demás asignaturas no necesitaría realizar exámenes ni presentar trabajos.

Además de todas estas contradicciones, Pablo Casado afirma que hizo todo lo correcto y no piensa en dimitir. Aun así, la jueza Carmen Rodríguez-Medel, magistrada del juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, observa “indicios de responsabilidad penal” y eleva la causa al Tribunal Supremo.

Siete personas imputadas en el caso, varias relacionadas con el Partido Popular

Hay siete personas en total imputadas en la causa, tres de ellas son alumnas que también obtuvieron su título en las mismas condiciones que el líder del PP. Alida Mas Taberner es una de ellas, que en el 2009 fue un alto cargo del PP en la Generalitat de Valencia.

Otra de las alumnas imputadas es María Mateo Feito, hija de María Teresa Feito, la antigua asesora de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, mano derecha de Cifuentes. Y la última es María Dolores Cancio Álvarez, vinculada al Instituto de Derecho Público (IDP), que por entonces era dirigido por Enrique Álvarez.

Una de las alumnas admitió que le “regalaron” el máster tras un acuerdo con Álvarez Conde, sin necesidad de hacer nada. Los otros cuatro imputados son el organizador del máster, Enrique Álvarez Conde, quien aprobó con sobresaliente a Casado tres de las cuatro asignaturas que cursó; Alicia López de los Mozos, profesora del máster que le aprobó la cuarta asignatura; Fernando Suárez, antiguo rector de la universidad que aprobó el acta de convalidaciones de Casado; y Pablo Chico, otro profesor del máster el cual fue acusado por una de las alumnas alegando que le aprobó sin acudir a clase.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!