Irene Montero y Pablo Iglesias han vuelto a ser atacados en su chalet de Galapagar. La pareja, que actualmente se encuentra de baja de paternidad tras el nacimiento prematuro de sus mellizos el pasado 3 de julio con tan sólo 6 meses de gestación, han recibido pintadas la pasada madrugada por parte de la derecha radical, lo que ha llevado incluso a la protección de la vivienda por la propia Guardia [VIDEO] Civil ante la insistencia de estas amenazas [VIDEO].

Recibieron duros mensajes contra la salud de sus mellizos prematuros

Si hace tan sólo un mes, Irene Montero e Iglesias se convertían en padres primerizos de dos mellizos, llenándose las redes de comentarios de apoyo a la pareja y otros, alegrándose del nacimiento prematuro e incluso deseando que los pequeños no salieran adelante simplemente por la ideología de sus padres, ahora, los ataques han llegado incluso a su vivienda de Galapagar.

Pintadas amenazantes en la vivienda de la pareja

Ocurrió concretamente el pasado lunes, cuando el muro exterior del chalet de la pareja amanecía con pintadas amenazantes. Entre algunas que se podían leer: "hay que echarlos". Sin embargo, dichas pintadas no son anónimas, pues es el movimiento patriota "Defiende España" el que ha firmado la pintada en la casa de la pareja.

La Guardia Civil proteje la casa desde hace varios días

Ante la insistencia de amenazas y pintadas en la casa de la pareja, la Guardia Civil se encuentra protegiendo la vivienda, pues ya han sido numerosas las ocasiones en las que Irene Montero y Pablo Iglesias reciben amenazas.

Corrección (09/08/2018): una antigua versión de este artículo afirmaba que el portal madrileño "El Correo de Madrid", había reivindicado la pintada, lo cual es falso.