El líder del Partido Popular, Pablo Casado se une a muchos de los líderes de la derecha europea en lo que respecta a las políticas migratorias. El presidente del PP dio un discurso donde manifestó que eran una nación solidaria con el necesitado, pero luego se contradijo al atacar a los inmigrantes. Él mismo acotó que no era posible bajo ninguna circunstancia que el país concediera papeles a todos los inmigrantes. Pablo Casado hizo una comparación entre la cantidad de inmigrantes llegados a España el pasado año y los que han entrado al mismo este 2018.

Discurso de doble cara

El presidente del Partido Popular concuerda con muchos de los líderes de Europa y Estados Unidos, quienes defienden sus fronteras.

Pablo Casado alertó el pasado domingo sobre “el efecto llamada”, además acusó a los socialistas de demagogos en lo que a política migratoria se refiere. Casado anunció que era imposible que España pudiese absorber los millones de inmigrantes africanos que acudían al país.

Él mismo defendió su punto diciendo que durante el mandato de Mariano Rajoy el año pasado la cantidad de inmigrantes fue de 21.971, mientras que este año la cantidad de ellos era de 17.605. La comparación no tenía sentido, puesto que los datos migratorios aportados por el Ministerio de Interior dejaban ver que la migración había disminuido. Esto colocaba a Casado en una total contradicción.

El líder del Partido Popular no dio importancia a los datos que estaba mencionando, hizo una introducción en su discurso donde decía que eran solidarios con el necesitado.

Pablo Casado después de expresar esas palabras, da la estocada final a los inmigrantes al expresar el freno que se debía poner al denominado “efecto llamada”.

Apoyo a los cuerpos de seguridad

Así mismo el líder del Partido Popular expresó su total apoyo a las fuerzas de seguridad del país, comentando que no consentiría ataques a la policía y mucho menos a la Guardia Civil.

Pablo Casado aseguró que no permitiría más ladrillazos ni humillaciones en contra de los cuerpos de seguridad, por lo que anunció su visita a Ceuta el próximo miércoles.

La misma tenía el propósito de felicitar y agradecer a las fuerzas de seguridad por su labor, defendiendo la frontera de España y los derechos y libertades de los españoles.

Después de que este expresara su opinión sobre el movimiento migratorio, Ada Colau se manifestó a través de las redes sociales. La alcaldesa de Barcelona escribió en su cuenta de Twitter que Europa se había fundado para defender la vida y decir adiós al racismo y al fascismo, con estas palabras condenaba el discurso de Casado.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!