Pese a la dialéctica severa que el Gobierno ha estado empleando con el líder del PP, puntualmente a raíz de las declaraciones de su presidente en referencia al tema inmigración, ambas partes se encuentran a la víspera de un encuentro en la Moncloa. Las diferencias entre ambos bandos no han sido causales para que el Partido Popular no reciba el trato con el respeto correspondiente. El Gobierno anunció la mañana de este martes, que el próximo jueves Casado y Sánchez sostendrán una reunión a las 17:00 horas.

Sánchez en la espera de que el PP tuviese líder, se había cohibido de invitar a la Moncloa a Albert Rivera.

El afán que Sánchez guarda por darle los galones a Casado es especial, en buena parte como jefe de la oposición se lo merece.

El momento para reunirse

Un espacio libre para efectuar la reunión era lo que el presidente del Gobierno estaba buscando. La brecha se da en una semana un tanto calmada, donde los únicos compromisos pautadas antes del encuentro con Casado, correspondían a reunión de este martes con Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, y el próximo viernes en ante el Consejo de Ministros, donde se tiene previsto que ofrezca una rueda de prensa.

Declaraciones de la vicepresidenta con respecto al encuentro

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, sostiene que Sánchez ofrecerá al Partido Popular la posibilidad de acordar “políticas de Estado”, en señal de mantener una “cultura de colaboración”.

Anteriormente, las situaciones de acuerdo más evidente han sido referentes a medidas antiterroristas. Una vez que el nuevo presidente de Gobierno se encuentra en distensión con la Generalitat catalana, el acuerdo conseguido el año pasado para la aplicación 155 en Cataluña a quedado fuera de discusión.

En este mismo sentido la vicepresidenta aseveró que, luego de cuatro décadas de transformarse en una democracia, todos son merecedores, incluyendo los responsables políticos, de que existan cosas que impulsen una fracción de la protección y de la altura de miras. También considera que, la democracia requiere que no se mantengan en una constante danza de las diferencias políticas.

Estrategia a prueba de fuego

Esta estrategia se verá sometida a una prueba importante cuando se lleve a cabo la primera reunión de la comisión bilateral entre Generalitat de Cataluña y Estado. El encuentro que tendrá lugar en Barcelona, no se efectúa desde el 2011. Para este primer encuentro desde esa fecha, no se esperan grandes pactos por pare del Gobierno, pero Calvo ya ha catalogado como un paso al frente que se sienten en un mismo sitio a hablar. La vicepresidenta ha dicho que retornan a un escenario del que “nunca deberíamos haber salido”.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!