Las pesquisas referentes al máster del líder del Partido Popular, Pablo Casado, va encaminada al tribunal superior. Carmen Rodríguez, magistrada del juzgado de instrucción numero 51 de Madrid, firmó un documento este lunes donde expresa la determinación de poner el caso a la orden del tribunal supremo. Según Rodríguez, observa rasgos de “responsabilidad penal” por parte de Casado [VIDEO]en la obtención de título que otorga la Universidad Rey Juan Carlos. La expresidenta Cristina Cifuentes, también consiguió el título que provocó su partida del Ejecutivo autonómico.

Un regalo para Pablo Casado

La juez ha expresado que, el máster es usado como un obsequio a estudiantes con una posición importante en el plano político o que mantuviesen lazos cercanos con el profesor implicado en el caso, Enrique Álvarez.

Entre los pasos considerados necesarios por la magistrada para aclarar los hechos, destacan: citar a Casado como imputado, solicitarle todos los documentos que refieran al máster, muestras de los trabajos que empleó ante la prensa, evidencias de que todo fue elaborado efectivamente y retención del computador portátil donde presuntamente se mantienen archivados los cuatro ensayos. Evidentemente, la juez duda de autenticidad. La magistrada tiene sospechas de que el líder derechista incurrió en delitos administrativos, uno como soborno impropio y otro como cooperador necesario. En este mismo sentido, Rodríguez se empeña en que Casado participó en el fraude para conseguir su título.

Grupo con privilegios

Esta determinación llega luego de que el viernes pasado culminara una semana concluyente en el juzgado de Madrid con las declaraciones de tres alumnas que obtuvieron el título como presuntamente Casado [VIDEO] lo obtuvo.

La imputación por prevaricación administrativa cayó sobre las tres y a solo una de ellas, Alida Mas Taberner, se le imputó por cohecho impropio. Para ese entonces, Mas Taberner se desempeñaba como subsecretaria en la Generalitat de Valencia, mientras estaba la gestión de Francisco Camps. Presuntamente, se dice que el caso de las tres estudiantes enfrentan es muy parecido al del líder derechista. Se trata de que han obtenido el máster sin asistir a clases y con numerosos avales, incluso, una de ellas confesó que recibió el diploma haciendo nada.

De esta manera, Rodríguez recalca que existe un conjunto de alumnos con privilegios, a quienes le es permitido aprobar materias solo por poseer el título de licenciado. Por otra parte, los demás estudiantes, que en su mayoría son licenciados, no se “les informa de esta posibilidad” que trae tantas ventajas para lograr el máster, añade Rodríguez refiriéndose a la promoción de Cifuentes.