Pablo Casado afirmó estar harto sobre la polémica ocasionada por el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos. El nuevo presidente del PP criticó el interés de los medios por un tema tan caprichoso e irrelevante que ha durado demasiado tiempo. Casado comentó estar tranquilo y preparado ante cualquier eventualidad, haciendo mención a la investigación abierta que pesa en su contra. Todo esto lo dijo en una rueda de prensa tras la reunión del comité ejecutivo del PP, donde entre otras cosas nombró a Teodoro García Egea como nuevo secretario general del PP.

El máster, la sombra en las primarias

Pablo Casado ha triunfado en las primarias de PP y hoy se presenta como el nuevo presidente de este partido. Sin embargo, las acusaciones que se han presentado en su contra sobre la facilidad en que obtuvo su máster entre 2008 y 2009, cuando era diputado autonómico en Madrid, han pasado por debajo de la mesa en estas primarias. Muchos pensaron que esta sería un arma que utilizarían sus contrincantes para desprestigiarlo, pero la verdad es que nadie en el PP se atrevió a insinuar nada sobre la polémica.

Lo cierto es que el caso sigue abierto y, tras abrirse una pieza separada del caso que hundió a Cifuentes, se incrementan las probabilidades de que Casado sea imputado. También el nuevo presidente podría verse obligado a asumir responsabilidades políticas. Ya tres compañeras del curso fueron imputadas por las mismas circunstancias, siendo una de ellas Alida Mas Taberner, que para ese entonces tenía un alto cargo político en el PP valenciano.

Casado ya ha dado todas las explicaciones

No obstante, Pablo Casado ha afirmado estar tranquilo. En la rueda de prensa del día de hoy el dirigente afirmó haber dado todas las explicaciones necesarias sobre el caso e incluso dio documentación fehaciente a los medios que no han presentado las autoridades competentes. El presidente del PP considera el tema irrelevante y sin fundamento, criticando abiertamente que se siga colando en los medios de comunicación con el fin de hacer daño a su persona.

Lo cierto es que Casado ha contado con tiempo suficiente para armar su defensa en comparación con Cifuentes que cometió muchos errores. Los paralelismos entre los dos casos han ayudado al hoy dirigente del PP a aprender de los errores de su excompañera de partido para saber manejar la polémica de una mejor manera. Sin embargo, esta polémica puede hacer que Casado empiece su nuevo mandato en el PP con el pie equivocado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más