La política en España no ha dejado de sorprender este segundo trimestre del año 2018. Primero, por la moción de censura que separó a Mariano Rajoy de su cargo y cuyo resultado fue la designación de Pedro Sánchez en su lugar. Segundo, por la polémica que éste último ha generado por supuestamente utilizar la aeronave presidencial para un viaje privado.

Dicho viaje se llevó a cabo el viernes pasado en el avión presidencial, una aeronave militar modelo Falcon 900 de la Fuerza Aérea Española, hacia Castellón, donde el presidente de Gobierno Pedro Sánchez se reunió con el presidente de la Comunidad Valenciana Ximo Puig y fue aprovechado para trasladarse al Festival Internacional de Benicàssim (FIB) para presenciar el concierto de la banda The Killers.

La oposición al mandato de Pedro Sánchez solicitó una aclaración oficial

Tal hecho ha generado la reacción de la oposición. Los parlamentarios de PP y Ciudadanos, quienes solicitaron explicaciones oficiales que esclarezcan tal situación, sobre todo cuando se ha manejado la información de que el avión de la Fuerza Aérea Española no hizo un solo viaje a Castellón, sino dos.

De acuerdo a la información suministrada por el Diario El Mundo, a través de los datos otorgados por la empresa Aerocas, propietaria de la base aérea, y la gestora de la instalación aeroportuaria, Edeis, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez “llegó al aeropuerto castellonense el viernes pero la aeronave militar retornó a Madrid para, el sábado, desplazarse de nuevo a Castellón para recoger al presidente tras asistir el viernes por la noche al FIB…”.

Como consecuencia del supuesto gasto realizado con dicho viaje, Ciudadanos presentó ante el Congreso de los Diputados, una serie de preguntas que consideran importantes para determinar el coste económico y el impacto ambiental de ese viaje. Como por ejemplo, cuánto combustible se utilizó y la huella de carbono generada por la aeronave.

Asimismo, se realizaron, entre otras, una serie de preguntas relacionadas con la agenda oficial de su traslado, tales como: cuándo y en qué condiciones se estableció esa agenda, si una reunión de menos de 45 minutos con el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y si 15 minutos de visita al Ayuntamiento de Castellón justifican ese desplazamiento.

Ello en virtud de que en dicha agenda no aparece la asistencia al FIB.

Finalmente, solicitaron al presidente indicase si la aeronave del Estado ha sido utilizada en otras oportunidades para asistir a eventos que están fuera de sus funciones gubernamentales.

Se justifica el viaje efectuado por el presidente Pedro Sánchez

A pesar de las acusaciones realizadas por la oposición, la ciudadana Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, manifestó su inconformidad.

En tal sentido, señaló durante una visita institucional a la ciudad andaluza el lunes 23 de julio de 2018, que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tuvo una "agenda institucional todo el día" y, por la noche, "un evento cultural" como cualquier otro, una ópera por ejemplo, por lo que las críticas efectuadas le resultan “incomprensibles”.

A su vez, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig expresó en esa misma fecha ante los medios tras una reunión con empresarios del mueble de La Sénia, no saber dónde está el problema con el uso que el presidente de Gobierno dio a la aeronave oficial, pues para él “45 minutos fueron suficientes para trasladarle las demandas de la Generalitat Valenciana, más si cabe porque se trató de una reunión previa a la que mantendremos dentro de unas semanas”.

Por su parte, el presidente del Consell señaló que la asistencia del presidente Pedro Sánchez al FIB debe “agradecerse”, en virtud de su importancia “para la Comunidad Valenciana, por lo que el apoyo de su presencia en el mismo es siempre bueno”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!