1

Evitar el sedentarismo

Llevar a cabo una rutina de ejercicios puede disminuir la presión arterial alta y el riesgo de que se presenten otros problemas de salud. El ejercicio aeróbico, como caminar a paso rápido, es una actividad física ideal para prevenir la presión alta.

Anuncios
Anuncios
2

Limitar el consumo de alcohol

Al beber demasiado alcohol se corre el riesgo de que aumente la presión arterial. Además, el consumo de alcohol a diario añade calorías a la dieta, lo que puede causar aumento de peso, algo perjudicial para la presión arterial.

Anuncios
Anuncios
3

Evitar fumar

El fumar cigarrillos es un hábito muy perjudicial para la salud, ya que eleva la presión arterial y pone en mayor riesgo a la personas de sufrir un ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Así que lo recomendable es no fumar.