El Gobierno de los Estados Unidos informó este lunes que enviará alrededor de 5.200 soldados a la frontera con México para prohibir la entrada de inmigrantes. Una decisión con la que el presidente Donald Trump quiere fijar públicamente su posición ante la posibilidad de que la marcha de inmigrantes que cerca su frontera decida traspasarla en lo que se ha calificado como la mayor movilización militar estadounidense en la frontera.

Declaraciones de Terrence O'Shaughnessy,

El general Terrence O'Shaughnessy, jefe del Comando Norte de los Estados Unidos, informó que unos 800 soldados estadounidenses ya se dirigían hacia la frontera de Texas y que más se dirigían a las fronteras en California y Arizona.

Según confirmó públicamente, para el presidente Trump la seguridad fronteriza es un asunto nacional. Además informó que algunos soldados portaban armas, ya que podría ser necesario su uso en algunos casos.

Las tropas estadounidenses, agregó, tienen como objetivo la construcción de tiendas de campaña y barricadas para evitar el paso de los inmigrantes ilegales a suelo estadounidense.

Además, los agentes de aduanas y protección fronteriza de los Estados Unidos han realizado simulacros para estar preparados y proteger la frontera y evitar la entrada a Estados Unidos de forma ilegal.

El presidente Trump envía un claro mensaje a los migrantes

El presidente Trump dijo a través de su cuenta Twitter que los militares están dirigiéndose a la frontera para esperar a todas aquellas personas que quieren ingresar de forma ilegal invitándolos a regresar a su país.

“Por favor, vuelva, no será admitido en los Estados Unidos a menos que pase por el proceso legal. ¡Esta es una invasión de nuestro país y nuestros militares te están esperando! ”, agregó en la red social.

El presidente también aseguró que los que se dirigen a la frontera son personas malas, pandilleros y criminales, lo que generó reacciones de todo tipo, toda vez no hay ninguna evidencia de que la caravana esté poblada por un número significativo de criminales violentos.

De hecho, según las informaciones de las que se disponen al respecto, la gran mayoría serían familias que huyen de la persecución, la violencia de pandillas o de las dificultades económicas.

Personal capacitado

La movilización de marras incluirá helicópteros que serán enviados a lo largo de la frontera y que tendrán gran capacidad de visión nocturna y sensores. Estos estarán manejados por militares entrenados en trabajo aéreo.

Asimismo, a la misión irán un grupo de ingenieros de combate y miembros del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más