El gobierno de Corea del Norte, al mando de Kim Jong-un, informó que es posible que reinicie el programa nuclear que ha venido llevando a cabo durante años, si el gobierno de los Estados Unidos no cambia su postura "arrogante" en este proceso de diálogo entre ambos países. El director del Instituto de Estudios Americanos del Ministerio norcoreano, Kwon Jong-gun, así lo anunció, al decir que el gobierno estadounidense mantiene una postura arrogante ante el proceso de diálogo que ha iniciado Corea del Norte y los Estados Unidos.

Anuncios
Anuncios

Declaraciones de Kwon Jong-gun

“Si Estados Unidos mantiene su comportamiento arrogante sin mostrar ningún cambio en su posición, la RPDC podría añadir modificaciones...”, informó Kwon Jong-gun en un momento definido por falta de decisiones firmes en lo prometido durante la cumbre realizada en el mes de junio en Singapur por los líderes de ambas naciones.

La posición de Corea del Norte

El gobierno de Corea del Norte viene buscando que se cumpla la firma de un tratado de paz y que se eliminen las sanciones impuestas por el gobierno de EEUU para así poder poner fin al programa de armas que viene desarrollando desde hace años y que corresponden a una amenaza a nivel mundial, en especial para el gobierno a cargo de Donald Trump.

Anuncios

Qué busca el gobierno de Estados Unidos

Por su parte el presidente de los Estados Unidos también pide pruebas de que el líder norcoreano Kim Jong-un verdaderamente esté dispuesto a completar la desnuclearización en la región. El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, mantendrá conversaciones con Ri Yong-ho, Ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, donde buscará convencer al político de permitir la inspección estadounidense a los sitios donde se realizan las pruebas nucleares, esto para confirmar el compromiso que tiene el régimen norcoreano por finalizar el programa de armas nucleares.

El primer encuentro entre los líderes

En lo que fue el primer encuentro entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación, se llevó a cabo la cumbre histórica en Singapur. El presidente de Estados Unidos y el líder de Corea del Norte firmaron un acuerdo en la cumbre donde quedó establecido el compromiso de Pyongyang para avanzar en la desnuclearización de la península coreana, aunque no se dieron detalles de cómo se haría el proceso.

La falta de avance luego de este acuerdo ha hecho que nuevamente las relaciones se tensen entre ambos líderes.

La reunión fue el inicio de buenas relaciones entre los mandatarios, tanto fue así, que la Casa Blanca anunció una preparación para una nueva reunión entre los líderes. El mandatario de Corea del Norte le envió una carta al presidente Donald Trump donde solicitaba programar otra reunión y la respuesta del presidente Trump fue positiva, sin embargo este encuentro aún no ha sido posible.

Anuncios

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más