Nadie ha quedado indiferente tras el anuncio de Robert Redford de abandonar la interpretación tras treinta años consagrado al mundo del celuloide. El séptimo arte no sería lo que es sin el estigma con el que ha expresado emociones a través de sus personajes en películas que forman parte del imaginario colectivo del siglo XX. Tal como éramos, Memorias de África o Dos hombres y un destino son solo algunos títulos que evocan el trabajo de este actor que, en vida, se ha convertido en leyenda.

Redford a través de una entrevista en Entertaintment Weekly anunciaba su marcha aunque precisaba "Nunca digas nunca"; Sin embargo, a pesar de esta frase breve pero prudente sentenciaba que era consciente de haber cerrado esta etapa de su vida "me voy a jubilar porque he estado haciendo esto desde que tenía 21 años", sostiene Redford.

Redford es sinónimo del retrato social de los Estados Unidos de su tiempo. Imprescindible ver Todos los hombres del presidente para llegar al fondo del gran legado de la libertad de expresión en su país así como del caso Watergate; o el perfil del magnate en El gran Gatsby que sin su sello personal no hubiera sido un exponente de la historia del Cine.

En esta línea, la estrella de cine abandona la interpretación una película que narra la historia real de un hombre que robó 17 bancos, fue detenido 17 veces y se escapó de prisión en las 17 ocasiones. Redford, en el medio citado anteriormente , se pregunta: "¿Por qué no irme con algo que es realmente optimista y positivo?" con la película The Old man and the Gun Así cerrará su trayectoria en el cine aunque ha dejado la puerta abierta a la dirección.

Demasiado guapo

No obstante, ganar este prestigio en el poderoso mundo del espectáculo no ha sido tarea fácil para un hombre que, desde el principio, tuvo que marcar su espacio para defender su trabajo de interpretación. Redford [VIDEO] fue rechazado para interpretar El Graduado porque era demasiado guapo. El papel, finalmente, lo hizo Dustin Hoffman. En ese momento, descubrió que su atractivo no iba a ser, del todo, un aliado en su faceta como actor y, tal vez, ese fuera de uno de los detonantes que le llevaron a trabajar duro para destacar con meritos propios por su trabajo.

Sundance Festival

Uno de sus logros más relevantes, asimismo, ha sido ser el impulsor de un festival [VIDEO]de cine independiente, Sundance Festival, que desde 1978 apoya y difunde el trabajo de los directores de cine independiente.