Un extraño culto se instala en un inmenso rancho de Oregón, creando de la nada una inmensa ciudad en mitad de ninguna parte, los conflictos entre los habitantes de los pueblos cercanos y la extraña religión no tardarán en aparecer.

Una de las producciones de Netflix

Netflix [VIDEO]continúa ofreciendo series de gran calidad, además de producciones españolas que triunfan en el resto del mundo, también nos traen gratas sorpresas como la serie documental que nos ocupa. Bhagwan Shree Rajneesh U Osho, fué uno de tantos gurús que a finales de los 60's recibía la visita de miles de occidentales ávidos de conocimiento. Pero Rajneesh era diferente, amaba el capitalismo y la espiritualidad oriental, además de predicar la sexualidad libre.

El gurú disfrutaba del lujo y llegó a disponer de una inmensa fortuna.

A mediados de los ochenta y con su particular doctrina (y el dinero de sus miles de creyentes) compró un inmenso y desértico rancho en Oregón para él y sus seguidores. Lo que en principio iba a ser un culto de paz y amor se fue convirtiendo en un movimiento que casi se queda con todo el condado de Wasco, la violencia llegó a cotas insospechadas para la aún puritana comunidad americana.

El #documental, rodado en 6 capítulos de una hora, nos ofrece testimonios de ex-miembros de la secta, agentes de la ley, fiscales y de algunos de los herederos de la sociedad del gurú para ofrecernos todos los puntos de vista posible sobre la enigmática figura de Rajneesh. La nueva serie de Netflix profundiza más en los hechos que en las curiosas enseñanzas del Bhagwan y nos ofrece imágenes y vídeos de la época, sobre la ciudad creada por los seguidores de Osho, los juicios, las apariciones en los medios de la época.

Un increíble trabajo que ha sido reconocido por la crítica especializada y en festivales como Sundance. Pese a que Netflix [VIDEO]se haya retirado de Cannes, aún sigue producciones de calidad.

El lado oculto del documental de Netflix

WildWildCountry no se posiciona con ninguno de los protagonistas de esta cruda historia, podremos ver el lado más oscuro del culto y también los recelos y odios raciales de los habitantes de Antelope, Los creadores se han esforzado en ofrecer una visión imparcial y que cada espectador juzgue la situación.

Además de descubrir la curiosa y magnética personalidad de Osho, en Wild Wild Country descubrimos (o algunos redescubrirán) a Sheela, la intrépida y alocada secretaria personal del gurú y que seguramente se merece una película aparte. El caso del culto de Osho no llegó a ser tan grave como el del asedio policial a la secta de los davidianos en Waco o la masacre del culto religioso de Jim Jones en Guayana, que terminó con una matanza masiva, pero para la aún inocente sociedad americana, supuso el fin de la época hippie.