Anuncios
Anuncios

Entre vítores, despedidas de familiares y ulular de sirenas de otros barcos la fragata española F-104 "Méndez Núñez" ha abandonado su base del Ferrol con destino a Norfolk, EEUU, donde empezará un período de integración con la US Navy para formar parte este 2019 del grupo de batalla comandado por el portaaviones "Abraham Lincoln".

Características del barco

Las fragatas de la clase F-100 son hasta el momento los buques de superficie más poderosos y modernos de la Armada Española a la espera de la llegada de la nueva clase F-110.

Diseñados y construidos en España, empresa Navantia, van dotados de sistemas de misiles antibuque "Harpoon" y antiaéreo/antimisil "Sea Sparrow" y "Standard", artillería, torpedos antisubmarinos, helicópteros, sonar antisubmarino de alta capacidad y especialmente su sistema de radar AEGIS de patente estadounidense que le permite detectar amenazas hasta a 500 kilómetros de distancia en el aire y destruirlas, incluidos misiles en vuelo.

Anuncios

El logro de que la ingeniería española fue capaz consistió en simplificar el sistema AEGIS para adaptarlo al tamaño reducido de una fragata sin alterar sus prestaciones mientras que los EEUU necesitan hasta un crucero para transportarlo. Por ello son consideradas de los mejores buques del mundo en su clase, junto a los Tipo 45 británicos y FREMM franceses, exportándose su modelo a naciones como Noruega, Holanda o Australia.

Con este currículum no es de extrañar que habitualmente marinas aliadas de mayor potencia, concretamente la americana, pidan su concurso para integrarse en sus grupos de batalla basados en portaaviones.

De este modo la fragata F-101 "Álvaro de Bazán" se integró en 2005 con el portaaviones "Theodore Rosselvelt", la F-102 "Almirante Juan de Borbón" lo hizo con el "George H.W. Bush" en 2011 y al año siguiente fue la F-103 "Blas de Lezo" la que compartió crucero con el grupo del portaaviones "Dwight D. Eisenhower". Y es ahora la F-104 la que le toca integrarse en el grupo de batalla del "Abraham Lincoln".

La integración a la US Navy

La llegada de la "Méndez Núñez" a Norfolk no supondrá su inmediata integración en el grupo de batalla americano, pues este arribo será seguido de un período de instrucción intensivo de dos meses para adaptarse a las complicadas tácticas y procedimientos que conlleva estar integrado en un grupo de batalla.

Anuncios

Hay que tener en cuenta que los grupos de batalla basados en portaaviones son las formaciones navales más poderosas que existen en la actualidad; integran al portaaviones, su aviación embarcada, los buques de escolta de los que la F-104 formará parte, submarinos y buques de abastecimiento.

Hay que coordinar y adiestrarse en técnicas complejísimas que van desde el apoyo a las misiones aéreas, Defensa del grupo de ataques aéreos, navales y submarinos en cooperación con el resto de la escolta, apoyo a operaciones especiales en tierra, operaciones de rescate de náufragos, abastecimiento de los buques del grupo, despliegue de helicópteros en toda clase de misiones, etc.

Para ello deben completarse una serie de complejos ejercicios de instrucción reunidos en un documento denominado C2X, cuando la "Méndez Núñez" los complete con éxito a finales de febrero será considerada apta para la misión y entonces retornará a España para un periodo de descanso.

La singladura del periplo

Será el mes de abril cuando está previsto que el grupo de batalla del "Abraham Lincoln" pase por el Estrecho de Gibraltar y la F-104 se integre en él de pleno derecho y ya integrada en el mismo operará con la 6ª Flota de EEUU en el Mediterráneo.

Anuncios

Con la en el Golfo Pérsico y Océano Indico, con la 7ª Flota en la zona de Asia-Pacífico y finalmente con la en el Pacífico Occidental, siguiendo la estrategia americana de no integrar sus grupos de batalla en una flota concreta sino irles rotando de zona en zona para cubrir todos los océanos o emplearlos donde más interese.

Así en un periplo de siete meses la "Méndez Núñez" habría dado la vuelta al mundo trabajando tanto con la US Navy como con otras armadas aliadas de cada sector, incluso pudiendo ser empleada en situaciones de combate y más en el escenario de guerra contra el terrorismo. Su vuelta a España está prevista a finales de noviembre.

Beneficios de esta unión

Dejando aparte la oportunidad de adiestrarse y trabajar de cotidiano con la US Navy y los lazos de confianza que se crean entre España y los EEUU, el desempeño de la F-104 en esta misión favorecería que a España le tocara parte del contrato que la US Navy proyecta para dotarse de 20 nuevas fragatas.

No será el único despliegue internacional de la clase F-100 española, pues está previsto que la F-105 "Cristobal Colón" se integre a su vez con el grupo de batalla del portaaviones francés "Charles de Gaulle" este 2019 o ya el año que viene.