El número de animales perdidos o abandonados en las calles aumenta cada día, especialmente cuando los propietarios [VIDEO]deciden pasar sus vacaciones en un lugar en particular donde no tienen posibilidades para el transporte de su mascota. Por este motivo, es importante saber cómo debe actuar si encuentra un animal en la calle.

De acuerdo con el sitio Encontra-me.org, en primer lugar, es importante percibir si el animal encontrado está perdido o abandonado. Muchas veces, es complicado conseguir averiguar cuál es la situación del animal, sin embargo existen diversos factores que pueden ser analizados.

Es importante percibir si el animal tiene correa o collar, indicios de haber recibido tratamiento veterinario (por ejemplo la presencia [VIDEO]de un apósito en cualquier parte del cuerpo), analizar el pelo y percibir si tiene mucha suciedad aparente y también si está bien tratado, percibir si el animal es tranquilo y tierno, entre muchos otros factores.Incluso a tener dudas sobre el estado de los animales, debe recogerlo y tratar de revelar a tratar de encontrar a su familia.

¿Cómo acercarse al animal?

Si se trata de un perro, es muy importante intentar colocar [VIDEO] una correa en el animal para evitar que éste pueda huir. Este trabajo puede llegar a ser más simple cuando el perro parece ser tranquilo y amistoso. Por otro lado, si se trata de un gato es importante tratar de arreglar una compañía para alojar al animal. Es probable que no tenga ni una corredera ni una compañía, pero debe intentar ponerse en contacto con un familiar o un amigo que le pueda proporcionar estos objetos esenciales.

Por supuesto, hay algunos animales que fácilmente se transportan al cuello, pero es importante que sean controlados para no poder huir. También es muy importante ser cuidadoso al tratar del animal porque puede fácilmente ser mordido si no tiene los cuidados necesarios.

Compruebe la identificación del animal

Muchos animales poseen una placa con el contacto de los dueños y, por eso, su tarea se vuelve más fácil.

Intenta ponerse en contacto con los propietarios y explicar lo sucedido. Si percibe que no hay ninguna placa con el contacto telefónico de los dueños, analice su collar verificando si los contactos deseados no están ahí escondidos.

Por último, debe dirigirse a una clínica veterinaria para percibir si el animal tiene algún microchip que contenga su identificación. Pero no se preocupe porque este proceso es gratuito en cualquier clínica veterinaria.

Recoger y tratar el animal

Es muy importante intentar percibir si algún morador o comerciante de la calle donde encontró el animal ya lo conoce. Si nadie conoce al animal encontrado, intente transportarlo a su casa o, si no tiene posibilidades, trate de entregar al animal en una clínica veterinaria mientras busca información sobre su familia.

En caso de que consiga alojar al animal temporalmente en su casa, es importante conseguir alimentarlo correctamente. En primer lugar es esencial el suministro de agua al animal. Después se debe intentar comprar una ración adecuada para el animal en cuestión.

Busque a su familia

En primer lugar debe consultar la base de datos de animales perdidos para tratar de encontrar similitudes con el animal encontrado. Si no encuentra ninguna similitud con los animales dados como desaparecidos, intente crear varios folletos con la fotografía del animal y su contacto telefónico y distribuirlos en el lugar donde lo encontró

. Póngase en contacto con los residentes y comerciantes de los alrededores del lugar para asegurarse de que nadie conoce la historia del animal. Intente también entregar folletos en las clínicas veterinarias y en lugares que puedan ser fácilmente asociados para quien perdió el animal.

¿Y si no encuentras a tu familia?

Si no tiene posibilidades de adoptar el animal encontrado, debe intentar encontrar un nuevo hogar que sea acogedor y que tenga buenas condiciones. Es importante divulgar e intentar contactar a amigos o familiares que puedan tener interés en adoptar el animal. Pero lo más importante es no a abandonar el animal por no tener los medios para sostener. Hay siempre una solución, pero nunca el abandono.