El miedo a los cambios se puede traducir o interpretar como un temor a los que es desconocido a no tener seguridad para manejar y cumplir con las situaciones que se avecinan o presentan. Dado esto, muchos van suspendiendo o aplazando “hasta más tarde” [VIDEO] proyectos y planes que podrían promover el crecimiento y motivación personal.

Los Cambios

Muchos individuos funcionales activos y autónomos con poder de decisión, percepción y acción se sienten intimidados y temerosos ante la idea de comenzar a modificar o emprender aspectos normales o simples de sus vidas [VIDEO], tales como nuevos empleos, residencias, empleos, compras, adquisición de bienes , estudios dietas, cursos o una decisión.

Mientras para otros los cambios pueden ser apreciados como positivos y movilizadores para crecer y transformarse. Para algunos es solo una fuente de excusas y dudas permanentes.

En estudios realizados, según documentación de la escritora Debbie Ford en su libro “Este puede ser tu mejor año” se establecen tres pautas especificas para brindar herramientas y ayudar con el sentimiento de incertidumbre y fortalecer la visión que se tiene de los cambios, para así con esto generar algo novedoso que lleve a la aceptación de ese cambio revelador.

Tres reglas de oro

  • Busca un compañero de ruta
  • Practica afirmaciones diarias
  • Identifica las excusas paralizadoras

Al tener presente estas reglas es importante precisar que la primera hace relación a que tener a alguien te genera confianza y seguridad, porque logras compartir con otros el mismo interés y la particularidad de ir en búsqueda de un mismo propósito u objetivo.

La segunda porque esas afirmaciones te permiten ver la proyección de lo que deseas alcanzar y con pedir en grande logras materializar tus anhelos, cerrar los ojos y afirmar con convicción , usando frases positivas como yo si puedo, yo si sé, yo si valgo y por último pero no menos importante realizar una lista detallada de aquellas trabas u obstáculos comunes que suelen anteponerse a la materialización de los proyectos, una vez que están identificadas podrá en posición de individuo responsable, comprometerse mentalmente a no permanecer en esa zona de excusas y empezar el camino de la acción a la satisfacción personal.

Tomando en cuenta estos aspectos es posible que la percepción del cambio se transforme desde el interior y se proyecte al exterior, generando un giro sorprendente en su vida aportando beneficios, oportunidades y nuevos retos a su medida, por encima y del tamaño de sus aspiraciones. ¡Sin miedo a nada!