Una vez presentados los avales en la sede del PSOE y en vistas de la mínima diferencia que se observa entre Susana Díaz y Pedro Sánchez, este ha decidido apelar al voto útil en un acto que tendrá lugar en Alcalá de los Gazules, Cádiz. La cuna del patxismo andaluz es el escenario elegido por el ex secretario general para conseguir el apoyo de los simpatizantes y juntos derrotar a la presidenta de Andalucía.

Los 12.000 avales con los que cuenta Patxi López lo han dejado en un tercer plano, pero aún así sus votos serán fundamentales para cualquiera de los dos rivales.

El apoyo del ex lehendakari dará la victoria a uno de ellos, por lo que ha comenzado un proceso de acercamiento. No obstante, su equipo asegura que continuarán su lucha hasta el final. El candidato vasco ya ha quedado fuera de juego, y los seguidores de Díaz y Sánchez lo saben. Pero lo que aún es una incógnita es hacia quién tenderán los simpatizantes de López. Los partidarios de Susana aseguran que se desplazarán a su favor, y es que los avales conseguidos por su máximo competidor -57369- los ha pillado por sorpresa.

“Algunos se han sorprendido de los avales y lo que ocurre es que se equivocaron los que pensaron ganar el congreso antes de los avales”, manifestaba Pedro Sánchez en un acto tras la presentación de las firmas.

A pesar de todo, Susana Díaz se ha mostrado sorprendida por el apoyo recibido. “De corazón, no esperaba tanto, la respuesta ha sido infinitamente mayor de la que esperaba. Debe ser un acicate para trabajar más”, expresaba la andaluza en un acto en Salamanca. En este escenario, la candidatura de López se ha convertido en el centro de todas las miradas.

Quien lo integre, será el vencedor de esta batalla. Pero aún queda el debate a tres, un enfrentamiento que puede cambiar las cosas e inclinar la balanza hacia una u otra vertiente del socialismo.

Con todo, una cosa queda clara: Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López son candidatos oficiales. La batalla continúa, pues no hay mucho margen entre los dos principales adversarios. El próximo día 8 será la proclamación oficial de los aspirantes a la secretaría general, pero aún queda una fecha decisiva.

El 21 de mayo se celebrarán las tan esperadas primarias.

Esta fecha juega un papel fundamental en el camino que seguirá el PSOE. Sánchez la ha calificado de “histórica” y ha defendido, como viene haciendo desde que reapareciera como candidato en estas primarias, la transformación del socialismo. Su lucha está centrada en los jóvenes, a los que ha apelado en numerosas ocasiones, y a la crítica de los socialistas que acompañaron a Díaz en la presentación de su candidatura: “Tendremos que pensar en ser socialistas en el siglo XXI.

Cuando veo algunas candidaturas en las que se reúnen hombres ilustres siempre digo que ellos, con 30 años menos, hubieran estado con nosotros”. A pesar de todo y de todos, el futuro del PSOE seguirá siendo incierto, hasta la proclamación de un candidato.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más