Con los familiares mantenidos a distancia fuera del muelle de La Curra, la banda de la Armada tocando el "Ganando Barlovento" y en plena pandemia de Coronavirus, el buque de investigación oceanográfica “Hespérides” partió la mañana del 30 de diciembre de su base de Cartagena a su XXVI campaña de investigación en el Polo Sur.

Su destino, las bases antárticas españolas "Gabriel de Castilla", manejada por personal del Ejército de Tierra, ET, y "Juan Carlos I", que controla el Centro Superior de Investigaciones Científicas, CSIC.

En zona apoyará en la realización de los 13 proyectos científicos que pretenden acometerse en esta campaña en la Antártida, mientras dura en ese hemisferio el verano austral y las condiciones de vida en el mismo son tolerables para la supervivencia humana.

Una expedición marcada por la pandemia de coronavirus

Como una maldición que lo invade todo, la actual pandemia de COVID-19 ha alterado en mucho el carácter de la actual expedición; de hecho, la edición de 2020 tuvo que acortarse dejando algunos proyectos en el aire al declararse la alarma mundial por la extensión de la pandemia.

Por lo que para planificar la expedición de este recién iniciado 2021 se han tenido que tomar estrictas medidas: el barco y todo el material que carga fue desinfectado a conciencia y la tripulación pasó por un estricto periodo de cuarentena antes de embarcar, tras pasar por las preceptivas pruebas PCR para identificar todo lo posible cada contagiado de coronavirus.

De hecho, durante la ceremonia de despedida en el cartagenero muelle de La Currra, se mantuvieron las distancias de seguridad entre tripulación, autoridades y las familias de los tripulantes, que tuvieron que conformarse con despedir a sus seres queridos desde la valla del puerto, lo que hizo de esta ceremonia algo triste y amargo, más teniendo en cuenta lo prolongada que se prevé la singladura: 170 días, con lo que si una despedida es ya de por sí triste, esta lo es más por las restricciones para prevenir los contagios.

Ahora bien, con estas medidas se puede asegurar que tanto el "Hespérides", como su tripulación y los científicos civiles incorporados a la campaña están libres de contagio, por lo que cuando estén operando en el Polo Sur nada podrán contagiar y por parte de esta expedición el Continente Antártico seguirá siendo considerado un: "espacio libre de COVID-19".

Singladura hacia el Antártico

Montevideo, en Uruguay, será la primera escala del "Hespérides", donde se abastecerá de víveres y suministros, aplicando las debidas medidas de precaución y sin las deseadas visitas a tierra que se han vivido en otras ediciones para eliminar riesgos de contagio, y en una segunda escala en Punta Arenas, Chile, se incorporará un equipo científico civil a bordo para la realización de los primeros experimentos.

La siguiente parada serán las islas Shetland del Sur, donde se abrirá la Base "Juan Carlos I" y desembarcará el personal científico del CSIC para acto seguido dirigirse a la Isla Decepción y abrir la Base "Gabriel de Castilla", que quedará a cargo de 13 miembros del ET, que realizarán en ella la serie de experimentos que tienen previstos.

Confirmada la apertura de las bases, el "Hespérides" se mantendrá en continuo trasiego entre ambas y el puerto de Punta Arenas para toda clase de tareas logísticas, médicas, realización de pruebas y experimentos y de apoyo a ambas bases y su sostenibilidad. En esa tarea será apoyado por el propio buque del CSIC, el "Sarmiento de Gamboa" que partirá próximamente para la zona.

Proyectos a acometer

Del plantel de experimentos a acometer hay uno extranjero que destaca como el ELGeoPoweR (Estructura litosférica y geodinámica de Powell-Drake-Bransfield Rift). En este proyecto se realizarán perfiles de magnetismo profundo, levantamientos geofísicos, perfiles de sísmica de refracción, mediciones de flujo de calor y otras actividades.

Este es un proyecto encargado por la UE debido a las capacidades que tiene España de desplegar buques y bases científicas en el Antártico, el resto de proyectos científicos, civiles y militares, son financiados por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

La llegada del invierno austral a finales de marzo conllevará el fin de la campaña, el cierre temporal de las dos bases y el regreso a España que se espera finalice para el 17 de junio en la Base de Cartagena.

Previamente a esta llegada, el "Hespérides" ya habrá alcanzado territorio nacional en Las Palmas de Gran Canaria un mes antes, donde además de avituallarse realizará un mapeado hidrográfico del fondo marino antes de dirigirse a su base y concluir la misión.

Si todo el plan de esta XXVI Campaña se cumple según lo previsto, el "Hespérides" habrá recorrido un total de 22.500 millas náuticas, el equivalente de más de una vuelta al mundo.

Ahora todo depende que las esperanzas por el desarrollo de las vacunas y su administración anulen progresivamente la pandemia y que esta no sea un obstáculo en este crucero del "Hespérides" como lo fueron el pasado año.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!