Este bizcocho cuya forma es muy parecida a la de una montaña se ve comúnmente en épocas de festividad o en ocasiones importantes, en la edad media era un dulce utilizado sobre todo en bodas, el cual se decoraba con flores y frutas de la época.

El nombre Gugelhupf viene del alemán, concretamente del alto alemán medio. La palabra "Gugel" haría referencia a una capucha y la palabra "hupf" significa directamente "saltar", entendiendo que posiblemente se refiera a que el bizcocho se eleva por el uso de la levadura.

Con una masa base esponjosa a base de huevos, azúcar, leche y levadura, este pastel tiene una gran cantidad de variantes y Recetas con muchos y variados ingredientes.

Por ejemplo es famoso el Gugelhupf alemán, peculiar por llevar granos de anís, o el de Hamburgo, el cual contiene almendras, canela y frutas confitadas. Lo único que se necesita si se quiere que sea lo más tradicional posible es el típico molde que da forma al bizcocho.

Ingredientes

Para hacer este postre necesitaremos

  • 600 mililitros de leche
  • 250 gramos de harina
  • 1 huevo entero
  • 15 gramos de levadura de cerveza
  • De 10 a 20 cortes de fruta confitada.
  • 50 gramos de pasas
  • 1 cucharadita de corteza de limón
  • 100 gramos de mantequilla
  • 80 gramos de azúcar en polvo
  • 2-3 yemas
  • Mantequilla para engrasar
  • Almendras o avellanas picadas

Finalmente para pintar el bizcocho una vez este hecho utilizaremos un huevo y una cucharadita de azúcar en polvo.

Preparación

Amasamos en un recipiente, el cual pondremos al baño María, la leche, la harina, el huevo entero, la levadura y la fruta confitada, la cual habremos picado.

Vamos mezclando todo con movimientos firmes, mientras mezclamos procederemos a añadir las pasas y la corteza de limón. una vez hayamos terminado y veamos una masa más o menos uniforme podemos dejarlo reposar un poco al baño María.

Por otro lado mezclaremos la mantequilla, el azúcar y las yemas, esto en frío. Una vez lo tengamos todo y hayan pasado unos minutos de roposo, uniremos los dos preparados.

En ese momento volveremos a dejar reposar la nueva mezcla al baño María, pero esta vez lo cubriremos con un paño por encima. Ahora deberemos esperar a que la masa suba hasta que haya alcanzado el doble de su tamaño.

En un molde, preferiblemente un molde alto, con tubo central y paredes onduladas para que el pastel tenga su esencia, pondremos la mantequilla para engrasar.

Pondremos las almendras o avellanas trituradas en las paredes y finalmente verteremos la masa una vez este lista. Dejaremos reposar todo unos treinta minutos.

Cuando el tiempo de reposo esté llegando a su final precalentaremos el horno a 180ºC. Llegado el momento lo meteremos y dejaremos que hornee durante una hora. Finalmente, cuando este listo, extraemos el bizcocho del molde y lo pintaremos rápidamente, cuando aún esté muy caliente, con el huevo batido con un poco de azúcar. Tras esto esperaremos a que se enfríe y ya podremos disfrutarlo.

Sigue la página Recetas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!