La repostería surge y se incrementa en el nivel de vida de los siglos XIX y XX y alcanzando un nivel de especialización y refinamiento muy elevado en sólo 200 años, a esta se le define desde el siglo XVII como el arte de crear y confeccionar postres, dulces, turrones, pasteles, entre otros; también se atribuía al repostero como aquella persona a cargo de las reservas en la despensa del hogar porque inicialmente se relacionaba con administrar los alimentos conservados como la pasta, bebidas y dulces.

El postre no es más que el dulce que se toma al final de la comida, bien sean cremas, tortas, helados, bombones, conservas, galletas solas o acompañadas de sirope o mermeladas, manjares; así mismo de los beneficios gastrointestinales del mismo. Se conoce científicamente que ingerir un dulce después de las comidas ayuda en el proceso digestivo, ya que el azúcar y levaduras benefician la digestión de alimentos evitando molestias como la pesadez, acidez y otros.

Secretos básicos:

  • Es importante y necesario si quieres resaltar entre tus familiares y amigos con postres deliciosos que tomes en cuenta lo importante que es mantener el orden en todo el proceso de preparación de tu receta. Sin olvidar que es necesario que tus utensilios se encuentren limpios y secos, listos para usar.
  • Así mismo debes tener bien definido que postre deseas preparar y con la receta en mano, evaluar si cuentas con todo los instrumentos, herramientas e ingredientes necesarios.
  • Si deseas preparar algún postre que amerita cocción, cerciórate de contar con una cocina y/u horno eficiente.
  • Todo aquel que desea incursionar la repostería con éxito y lograr el objetivo, debe conocer que es importante medir y pesar correctamente los ingredientes, con la práctica irás precisando a simple vista (por experiencia) a medir y tomar referencias a la hora de esto. Para ello es necesario que dispongas de los instrumentos y que hagas este proceso antes de iniciar la preparación separando cada ingrediente en tazas o bowl, a menos que la receta lo especifique de alguna manera concreta.
  • Existen diversas herramientas para mezclar como a batidora manual y la eléctrica, solo tú conoces la capacidad de tus brazos y el ánimo para culminar con éxito esta tarea.
  • Si necesitas usar un horno asegúrate que el mismo se encuentre nivelado y que esparza el calor de igual forma en todo su espacio.
  • Lee tips de maestros reposteros o artículos de repostería para tomarlos en cuenta y evitar errores que sacrificaran la preparación de tu postre, mientras adquirieres habilidades y destrezas propias que mejoraran tu desempeño repostero.
  • No olvides que el tiempo de cocción es una referencia en la receta, así como las porciones que se obtendrán, sin embargo con la práctica iras desarrollando los sentidos para saber en qué momento está listo. Muchos maestros reposteros usan como referencia de un pastel horneado que está listo cuando el delicioso olor de este invade tu cocina.
  • No dejes de compartir tus experiencias con otros con el fin de interactuar saberes.
  • La presentación de un postre habla por sí solo, puede que este fallo de algún ingrediente pero con una presentación ordenada y llamativa puede minimizar sin sabores.
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más