La reunión cumbre entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un ha sido tentativamente organizada en Suecia en mayo. La agenda principal probablemente girará en torno a las ambiciones nucleares de Corea del Norte. Por lo tanto, antes de la reunión real, todos los lados quieren estar sintonizados a la misma frecuencia para evitar cualquier contratiempo de último minuto.

De acuerdo con el Wall Street Journal, los funcionarios de Corea del Norte, Corea del Sur y los Estados Unidos esperan conversar en Finlandia antes de la cumbre propiamente dicha. Esto ha sido indicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Seúl que no ha declarado las fechas probables o la identidad de los asistentes.

Pisando con precaución antes de la cumbre

Tanto Donald Trump como Kim Jong-un son líderes impredecibles, y sus intercambios verbales habían conducido, en el pasado, a intensas tensiones en la península de Corea. Por lo tanto, los funcionarios están pisando cautelosamente para garantizar que la cumbre sea un éxito. El lado estadounidense percibe la reunión en Finlandia como una discusión informal entre los Estados Unidos, Corea del Norte y Corea del Sur .

Las reuniones de esta naturaleza no son nuevas y se han llevado a cabo en el pasado.

El ángulo de Finlandia parece ser el resultado de los esfuerzos diplomáticos que se han presenciado recientemente. El ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong Ho, había estado en Suecia, donde se encontró con el primer ministro. La visita fue importante porque Suecia mantiene una embajada en Pyongyang y se ocupa de los intereses diplomáticos de los Estados Unidos en el reino de los ermitaños. Siempre ha apoyado los diálogos para resolver problemas.

¿Es probable que surja una solución?

Los funcionarios de Corea del Sur han insinuado que Kim Jong-un ha expresado su voluntad de discutir el desarme y elaborar métodos para desmantelar el inventario de armas atómicas en poder de Corea del Norte. Ya los Estados Unidos y sus aliados Japón y Corea del Sur se han reunido en San Francisco para diseñar la mejor estrategia posible con el fin de lograr la desnuclearización completa de la Península Coreana.

Las ambiciones nucleares de Corea del Norte habían alcanzado niveles peligrosos y habían provocado temores de un enfrentamiento. Había lanzado ICBM y afirmaba haber desarrollado misiles que podían apuntar a la parte continental de Estados Unidos. Realizó su sexta prueba de armas nucleares en septiembre. Sin embargo, en el Día de Año Nuevo, el líder norcoreano reactivó la línea directa que había estado inactiva durante más de dos años.

Fue para enviar un mensaje de paz a su vecino y al mundo entero. A esto le siguió la participación del país en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, que ha preparado el escenario para la cumbre en Suecia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más