La tradición de teñir huevos duros en Semana Santa comenzó mucho antes de que existiera el cristianismo. Otras culturas tiñeron sus huevos en días como el Año Nuevo iraní que ocurre en el equinoccio de primavera. Para muchas culturas, el huevo es un símbolo de fertilidad y renacimiento que coincide con la creencia cristiana en la resurrección de Jesús. En las semanas previas a la Pascua, los cristianos observan la Cuaresma, una época en la que no comen huevos.

Anuncios
Anuncios

Los inicios de la Semana Santa

En el cristianismo, el huevo duro tiene importancia, especialmente en la religión ortodoxa y católica oriental, donde los huevos se tiñeron de rojo para parecerse a la sangre de Jesús. El caparazón es la tumba en la cual Jesús fue puesto y la parte de adentro es la resurrección de él. Hoy en día, excepto durante los servicios de la iglesia, nadie piensa en la historia de los huevos coloreados, aunque es una buena información a tener en cuenta cuando se aproxima la Pascua.

5 ideas para colorear los huevos de Pascua
5 ideas para colorear los huevos de Pascua

Ideas para decorar tus huevos de pascua

A continuación, se incluyen algunos de las mejores ideas para evitar que los niños lloren, la encimera se manche y los padres limpien un desorden colorido en toda la cocina. Estas ideas ayudan a hacer de la Pascua una diversión para todos.

Usa esmalte de uñas. Dentro de cada hogar, seguramente encontrarás una botella vieja de esmalte de uñas que ha estado ahí por mucho tiempo. Agregando un poco de removedor de esmalte de uñas, se puede volver a la vida y se usa para 'pintar' los huevos de Pascua.

Anuncios

Entonces, si ese horrible color verde todavía está en el cajón donde lo pusieron el año pasado, entréguenlo a los pequeños y déjelos pintar sus huevos duros de la manera que desearían. Se aconseja la supervisión de un adulto.

Lentejuelas, tela y pegamento. Estos artículos hacen huevos de Pascua increíbles y únicos. El pegamento de Elmer debería funcionar bien con lentejuelas o tela. Al extender el pegamento sobre los huevos donde se van a decorar, cada niño puede agregar lentejuelas o piezas de tela (que ha cortado para ellos) en sus huevos haciéndolos únicos.

Estarán tan orgullosos de su creación, que tal vez no quieran comerla.

Colorante alimenticio. Aunque todavía puede ser un poco desordenado, el uso de colorantes para alimentos y agua coloreará los huevos duros bien. Solo asegúrate de usar algo de cobertura para la toalla de cocina, plástico y sobre el mostrador. Todo lo que tenga a mano funcionará, por si acaso alguien volca sobre la taza llena de colorante y agua. No será tan difícil de eliminar, como los colores cargados de vinagre, pero ¿por qué correr el riesgo?

Anuncios

Usa un batidor. Si su hijo no quiere meter las manos en el agua coloreada, o incluso si quiere meter la mano en el agua, déle un batidor. Al pegar el huevo a través de los cables de la batidora, su hijo puede sumergirlo fácilmente en el color y luego sacarlo y el huevo permanecerá en su lugar. Mojar el huevo en varios colores puede hacer que el huevo se vea bastante bonito, así que déjalo probarlo.

Marcadores y crayones. Sin complicaciones, sin problemas; déles marcadores y crayones y permítales crear sus pequeñas obras maestras del huevo de Pascua de la forma que mejor les parezca.

Anuncios

No hay lío para preocuparse y cada huevo será único y creativo. Esta idea no requiere mucha supervisión de un adulto a menos que su hijo aún sea un niño pequeño y le encanta meterse cosas en la boca.

Prueba algunas o todas estas ideas sin lágrimas o cargados de vinagre para Semana Santa, y mira a tus hijos pasarlo bien con sus creaciones. Si bien estas ideas son geniales, si aún disfrutas de la forma tradicional de colorear los huevos de Pascua, adelante y hazlo. ¡seguramente harán que la búsqueda de huevos sea ​​divertida e interesante!

Haz clic para leer más