Según informó The Washington Post la niña provenía de Guatemala y murió la semana pasada tratando de cruzar la frontera e ingresar de forma ilegal a los Estados Unidos, venía en compañía de su padre y un grupo grande de personas migrantes. Los agentes fronterizos confirmaron que la niña había pasado varios días sin comer y sin beber agua por lo cual se deshidrató antes de llegar a su destino.

Aproximadamente 163 migrantes se entregaron a los agentes de frontera el pasado 6 de diciembre alrededor de las 10 de la noche al sur de Lordsburg, Nuevo México, una zona que se encuentra desértica y está ubicada a unos 250 kilómetros de Texas.

Causas de la deshidratación

En esta época del año la temperatura que hay en ese lugar llegan a cero grados por la noche. Luego de que fueron detenidos, la niña empezó a expresar que no se sentía bien y estaba mareada, el informe que presentó la policía y publicó el Post decía, que cuando llegaron los servicios de emergencia ya la niña tenía 40 grados de fiebre.

La trasladaron de emergencia a un centro médico de El Paso, en donde hizo un paro cardíaco y pudo ser reanimada por el personal médico, pero lamentablemente no se recuperó y en menos de 24 horas murió.

Por otra parte, la policía de la frontera abrió una investigación para confirmar que se siguieron todos los protocolos.

Según informa el diario el Mundo esa zona es una de las más peligrosas para cruzar de manera irregular la frontera, pues se encuentra muy lejos de cualquier carretera y cualquier punto poblado. Hasta el momento no se tiene mayor información ni se conoce por donde ingresaron los 163 migrantes, cada año son miles de vidas que se pierden en el intento por cruzar ya que las condiciones de la frontera son extremas.

Número de inmigrantes irregulares deportados durante el año fiscal

Este año las cifra de personas detenidas en la frontera subió significativamente, la mayor parte son familias con Niños, durante el año fiscal fueron detenidas aproximadamente 400.000 personas, pero entre octubre y noviembre van más de 100.000 personas.

El gobierno de Trump llegó a separar a los niños de los padres, para que según ellos, sirviera de disuasión. Siendo muy criticado por esas acciones tan radicales y poco humanas. El congresista hispano Joaquín Castro de Washington publicó que el endurecimiento que tienen las condiciones para solicitar el asilo en las fronteras no reduce la migración, sino que por el contrario ha empujado a las personas a tomar caminos irregulares donde es mucho más peligroso.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más