Las políticas migratorias que apoya el gobierno de Donald Trump colocan cada vez, más restricciones a los que desean ingresar al país norteamericano. Incluso a los que tienen visas de trabajo y permisos de permanencia en Estados Unidos se les ha hecho más rigurosa la entrada. En comparación con el pasado Gobierno de Obama, el otorgamiento de visas ha decaído de manera significativa. Esto bajo el marco de dar fuerza a la acción que promueve Donald Trump por dar prioridad laboral a los ciudadanos estadounidenses.

Nuevas políticas migratorias

Desde que Donald Trump llegó a la presidencia de los Estados Unidos, dejó ver su posición en cuanto al tema de los inmigrantes. En ese entonces hablaba de construir un gran muro de contención entre Estados Unidos y México. Hoy en día, hasta los extranjeros que están de manera legal en territorio estadounidense corren peligro de ser devueltos a su país de origen. En tal sentido, los extranjeros que poseen visa, están pidiendo la estadía permanente o “greencard” y los que cumplen ciertos requisitos piden la ciudadanía estadounidense.

Donald Trump quiere limitar el número de inmigrantes legales en Estados Unidos, esto incluye a los trabajadores extranjeros que son trasladados o pedidos por empresas transnacionales, a los refugiados y a los solicitantes de algún tipo de asilo.

De igual manera Trump apoyó en 2017 una propuesta legislativa para reformar la Ley de Inmigración en Estados Unidos para un empleo fuerte. De darse esta reforma, se estaría reduciendo en un 50% la inmigración legal en los próximos diez años.

En vista que el gobierno no ha tenido éxito en encontrar recursos para construir el muro en la frontera con México, ha concentrado sus fuerzas en implantar nuevas medidas administrativas que hagan cada vez más difícil la permanencia de los inmigrantes de forma legal en los EE.UU.

Visas de trabajo

Los Estados Unidos otorgan varios tipos de visas, la H1-B es una visa de trabajo otorgada a profesionales especializados en un área específica.

El gobierno no está de acuerdo con el otorgamiento de este tipo de visa, pues alega que las empresas prefieren traer a un extranjero. De esta manera, el trabajador ganaría mucho menos que lo que debería percibir si fuera estadounidense.

La visa E2 es otorgada a inversionistas y la L1 permite a las empresas trasladar a trabajadores extranjeros a sedes en los Estados Unidos. Todos estos tipos de visa se verían afectados por la nuevas políticas administrativas que el gobierno ha implementado para otorgarlas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más