La Mujer de 57 años fue apodada como la Mamá leona al defender con todas sus fuerzas a su hija quien fue víctima de violación. El suceso ocurrió en un pueblo cerca de Zwartwater en la Eastern Province. Según informa el diario La Vanguardia, la mujer le estaba preparando una cena a su hija y en ese momento una amiga le avisó que vio cómo tres hombres acorralaban a la joven de 27 años arrastrándola a un edificio, mientras se quitaban la ropa.

La mujer en su preocupación llamó a la policía local, pero no consiguió respuesta de su parte por lo que decidió tomar justicia por sus propias manos.

Tomó un cuchillo de su cocina y salió corriendo a salvar a su hija. Al llegar al edificio donde estaban ellos escuchó los gritos de su hija, pidiendo ayuda con desesperación.

Un muerto y dos heridos

La mujer vio cómo se estaban turnando para violar a la joven, y los apuñaló hasta matar a uno de ellos. Los otros dos voladores solamente resultaron heridos; el hombre que murió tenía por nombre Zamile Siyek, los otros dos Zolisa Siyeka, de 24 años, y a Mncedisi Vuba, de 31 años. Los tres terminaron en el suelo tumbados en un charco de sangre, hasta que llegaron los paramédicos quienes certificaron la muerte de uno de ellos y se llevaron a los heridos al hospital.

Los otros dos violadores [VIDEO] que se encuentran vivos fueron condenados a 30 años de cárcel.

Este hecho causó indignación en Sudáfrica, porque al principio fue acusada de asesinato, y de intento de asesinato. Pero un fondo de ayuda logró recaudar aproximadamente 10.000 euros que sirvieron para su defensa, así como también recibió el apoyo legal de un abogado de manera gratuita.

La autoridad de procedimiento absuelve a la Mamá leona

Después de tres semanas la Autoridad Nacional de Procesamiento retiró todos los cargos en su contra, y por otra parte los violadores fueron declarados culpables.

El juez Mbulelo Jolwana expresó que el hecho de que la madre los acuchillara de esa manera les dejó "una pequeña lección" que los salvó de ser condenados a cadena perpetua: "30 años no son suficientes para borrar el daño ocasionado".

Cabe mencionar que la madre dijo estar aliviada y contenta porque se hizo justicia, solo quiso proteger a su hija. En Sudáfrica se denuncian en promedio 110 violaciones todos los días, aunque según el diario ABC los expertos creen que la verdadera cifra puede ser hasta cuatro veces mayor, ya que muchos de estos casos son callados por miedo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más