Alexa
El catetismo ilustrado llega a España
El Libre Pensador
Anuncios
Las noticias del momento

Líneas jocosas y distraídas sobre el espíritu parlamentario español

¿No erramos al llamar Parlamento a un bar, y bar a un auténtico Parlamento? Unas Cortes Generales de corte particular
En la carrera de San Jerónimo se encuentra la sede de la soberanía popular. Es una cámara baja (ciertamente, una persona alta toca con la cabeza el techo) en la que sus señorías expresan sus opiniones de manera agitada, legislan y discuten acerca de sus normas y, si no tienen mucho que hacer, controlan a los Ejecutivos que entran y salen. También puede ocurrir que aquí se discuta (y se redacte) el contenido mismo de la Constitución del país. Hablan todos a la vez, cuando están; y hay silencio sepulcral si y solo si no está ninguna de sus señorías. En estas Cortes Generales de corte particular, no está bien visto escuchar al orador cuando sube a la tribuna. El Presidente de la institución llama desde su lugar privilegiado en la Cámara - camarera, camarero, palabras cuyo origen se encuentra justamente en el vocablo cámara; nada es casual - a ponentes, organiza el turno de discusión, y tramita diversas propuestas de sus señorías. Si se aburre, puede que juegue al Candy...
Anuncios
Click to watch
the best video of the day