En la rueda de prensa posterior a los test de hoy miércoles, #Fernando Alonso se ha mostrado confiado y seguro de sí mismo, no tanto, sin embargo, de su equipo, especialmente de Honda. Hoy se le veía cabizbajo, con el rostro tenso, incluso contrariado, y es que la sesión de hoy no invita al optimismo, tras sólo rodar durante 46 vueltas, y tras haber tenido problemas en la dirección por la mañana, y una fuga de agua en el radiador por la tarde, para echarse a llorar.

Lo peor es que, viendo los tiempos, están a 4 segundos de las todopoderosas flechas de plata, y es que como ha dicho “el Nano”, el principal problema está en el motor Honda, falta potencia y fiabilidad, pero potencia, sobre todo.

Anuncios
Anuncios

La diferencia en recta con los más rápidos es de 30 km/h, ¡un mundo en #Fórmula 1!

Además, esta falta de potencia lastra el desarrollo del chasis y la aerodinámica, ya que, si la base es buena, como han reconocido Alonso y Vandoorne, McLaren no puede añadir más grip, pues supondría hacer aún más lento al MCL32, y daría lugar a que el coche no tenga estabilidad en frenada en circuitos algo más revirados, estando atrapados en un círculo vicioso.

Una de las conversaciones de hoy en el paddock, durante el descanso del almuerzo, era los trallazos que parecía dar el MCL32 en su parte trasera al encarar las curvas, poniendo en duda también la eficacia del chasis. Esto llegó a oídos de Boullier, quien visiblemente enfadado, declaró ante los medios que le cuestionaron sobre ello, que esos coletazos eran ocasionados para no forzar la mecánica, sus pilotos tenían que levantar el pie muchos metros antes de la toma de curvas, por lo que a falta de combustión del motor térmico entraba en funcionamiento el motor eléctrico a ráfagas dando lugar a ese efecto, defendiendo a capa y espada, al igual que sus pilotos, el diseño de Prodromou.

Anuncios

Y lo peor de todo es que el motor Honda no pasa de las 30 vueltas sin que empiece a romperse, por ello tienen que ir realizando tandas cortas de 5 vueltas y nunca a plena potencia, no pudiendo hacer simulaciones de carrera, como sí hacen ya Mercedes, Ferrari, Williams, Red Bull, Force India o Haas. Por lo que, si no cambia nada en las dos próximas jornadas de test que quedan (jueves y viernes), llegarán a Australia a ciegas sin rodar en situación de carrera.

La situación no pinta muy halagüeña para McLaren Honda en esta temporada 2017, ¿podrá solucionar los problemas Honda durante la temporada? ¿Llegarán a tiempo esas mejoras? Todo parecen incógnitas, a falta de escasos días para empezar el Mundial, para el equipo anglonipón, pronto quedarán resueltas sobre el asfalto urbano de Melbourne. #McLarenHonda