Esta mañana saltó la noticia, Masashi Yamamoto, principal responsable de Honda en Fórmula 1, estuvo reunido durante el día de ayer, al terminar el GP de Azerbaiyán, con Helmut Marko, Christian Horner y Adrian Newey. En la que se planeó la hoja de ruta en la unión entre los japoneses y austríacos para 2019.

Anuncio en el GP de España de la unión Red Bull-Honda 2019

La decisión de los motores para el próximo año tiene como fecha límite el 15 de mayo de 2018, por tanto durante el GP de España o durante la semana posterior al mismo, se producirá la fumata blanca entre las dos compañías que anunciarán su unión durante los años 2019-2021.

La progresión mostrada por los japoneses en lo que va de año con el equipo Toro Rosso, ha dado lugar a que los de Milton Keynes confíen en el motor nipón para los próximos años, en detrimento del motor Renault [VIDEO] que montan actualmente.

De este modo, Red Bull usará a Toro Rosso como laboratorio de pruebas para optimizar el motor antes de montarlo ellos el próximo año, brindándole todos los medios técnicos y de desarrollo posibles a los japoneses, como ya hizo este verano, usando los japoneses el banco de pruebas de motor que AVL tiene en Austria.

McLaren rebaja las expectativas con el MCL33-B

También ayer, al finalizar el GP de Azerbaiyán [VIDEO], en una entrevista con los medios británicos, Eric Boullier bajó las expectativas sobre la gran evolución que ha prometido McLaren [VIDEO] para el GP de España.

El jefe de equipo de los de Woking ha querido así quitar hype, sobre el gran salto cualitativo y de rendimiento del que se venía hablando y que supondría que el MCL33-B se enfrentaría de tú a tú con Red Bull.

Parece que la realidad será bastante diferente y que lo que pondrá McLaren a disposición de sus pilotos en Barcelona, será una gran base ya adaptada al motor Renault con la finalidad de ir evolucionando durante el año, es decir asegurar Q3 asiduamente y rascar algún podio si fallan los grandes.

Aunque Boullier tampoco ha descartado que se queden igual o peor de lo que están ahora, ya que saben que el 95% de las escuderías mostrarán sus verdaderas armas en ese gran premio también, y si no han evolucionado o desarrollado el monoplaza más inteligentemente que el resto, seguirán estancados en la parte trasera de la parrilla.

Por lo que Fernando Alonso, si se cumplen estos pronósticos, seguirá remando a contracorriente, luchando con un coche inferior para situarlo en puestos de honor.