Libra y Tauro tienen un imán que los acerca en algún momento de sus vidas, son dos personas que, influenciadas por Venus, buscan el amor y la belleza, no sólo física sino espiritual que ambos poseen. El encuentro entre ellos, a pesar de darse a primera vista, va lento pero seguro porque la explosión ocurre cuando hablan y comienzan a conocerse.

Estos dos signos del #Horóscopo en #Latinoamérica, comienzan su relación llenándose de mucho amor y detalles, los dos hacen alarde de sus mejores galas para llamar la atención del otro, van a lugares románticos y el cine es uno de sus pasatiempos favoritos.

En el aspecto sexual, Libra y Tauro son la pareja perfecta porque sus almas no sólo buscan la belleza física sino ese sentimiento especial que sale de sus corazones y que los lleva a la cama a llenar su cuerpo, alma y corazón.

Son un torbellino de sensaciones inigualables que los lleva a tener una relación sexual que dura por horas.

Libra y Tauro viven la mejor etapa de sus vidas, el comienzo romántico y ardiente, el querer verse y conversar las 24 horas del día y planear cada encuentro con bombos y platillos, como una fiesta diaria dedicada al amor. Pero no todo es perfecto entre ellos.

Libra sueña con su mundo perfecto y, a veces de brazos cruzados, espera el momento en que el futuro, Dios o un milagro le envíe el trabajo perfecto para ganar mucho dinero y complacer sus costosos gustos: Obras de Arte, viajes, hobbies,... Por otro lado, Tauro, signo de Tierra, también sueña, pero trabaja muy duro para lograr alcanzar sus metas y tiene que llamarle la atención a Libra para que vaya a la par de él.

¿Es para toda la vida la relación Libra-Tauro?

Definitivamente no, porque aquí comienzan los roces.

Vídeos destacados del día

La ilusión y la gran pasión que los une va decayendo poco a poco. Sin que Libra lo note, Tauro se va agotando esperando una reacción de su pareja, que siga el ejemplo, que de lo mejor de sí porque Libra es una persona muy educada, con amplios conocimientos de la vida y de muchas otras materias, una persona preparada, aunque a veces autodidacta.

Libra, inmerso en sus sueños de ser el magnate de una línea aérea o de barcos pesqueros, le hace la vida feliz al Tauro, quien le da un chance de poner los pies sobre la Tierra. Ambos necesitan el amor, la pasión y el apoyo que ambos se dan sin medida y de cierta manera viven en armonía, porque por momentos evaden la realidad de sus diferencias.

Pero el día menos pensado, el horóscopo de Latinoamérica es claro: Tauro ve el futuro con su actual pareja muy oscuro, como la persona que va a hacer que se estanque, que no cumpla sus metas y de manera muy respetuosa y madura, le pide que haga sus maletas y se vaya de su lado, lo cual toma por sorpresa a Libra quien no recuerda las veces que fue advertido de que esta situación se podía a dar en cualquier momento.

Libra se va con el corazón roto y sus sueños de grandeza a buscar otro signo que viva en el aire como él porque Tauro, digno representante de signo de Tierra, tiene tiempo para el amor, los sueños y las ilusiones, pero la razón de su vida es cumplir sus metas y con un Libra a su lado, eso nunca va a suceder.