Un hijo, hermano, padre o esposo de signo Cáncer es un ser especial y cariñoso que se preocupa por sus familiares y amigos; le gusta dar el ejemplo y ser respetado por sus principios y valores. En este sentido puede ser considerado el ser más puro y bueno del zodíaco, pero no es perfecto.

En el Horóscopo de Latinoamérica, Cáncer pierde el control y se pone de muy mal humor cuando no logra un objetivo y quienes viven a su lado reciben las consecuencias de su mal humor porque él la paga con quienes están más cerca. Como vive pensando en el pasado, este a veces le remuerde la conciencia y la hace perder la perspectiva del tiempo que ya pasó.

Muchas veces se hace la víctima de los acontecimientos y tiende a dar lástima cuando habla de ese pasado triste, pobre y desolado que en algún momento de su vida vivió y el cual trae a colación en muchas ocasiones, hablando de ello como si hubiese sucedido hace unos días atrás.

Por otro lado, lo positivo que tiene Cáncer es que posee unas habilidades manuales y artísticas como pocos y no necesita gastar dinero para remodelar su hogar; él disfruta de trabajar tanto fuera como dentro de la casa creando, reparando o simplemente pintando una pared o cambiando las cerraduras de las puertas.

Aunque Cáncer es una persona conservadora y un esposo respetuoso, también es muy apasionado y necesita una pareja que lo mime constantemente y a cambio él siempre será comprensivo y apoyará los proyectos de su pareja si ve que eso la hace feliz.

Vídeos destacados del día

En el horóscopo de Latinoamérica Cáncer se caracteriza por ser un padre preocupado y protector, pero a la vez estricto con las normas, leyes y reglas, debido a esos principios y valores que le fueron inculcados y sigue ciegamente. La educación para él es muy importante y el buen comportamiento, con su ejemplo lo dice todo.

Aunque Cáncer es una persona muy trabajadora y ha logrado una estabilidad económica aceptable, siempre mide sus gastos porque al vivir del pasado y recordar los duros momentos que pasó por la falta de dinero, prefiere asegurar lo que tiene en el banco para solucionar alguna emergencia futura.

Los lujos para Cáncer son algo superfluo y prefiere vivir con comodidad pero sin mayores excesos; para él el costo de la vida siempre es excesivo y se queja constantemente del valor de cada cosa como si el dinero le faltara, pero esa no es su realidad. Sólo a la hora de dar un regalo especial a su pareja o hijos, Cáncer no escatima en gastos porque siente que con eso los hace felices.