Algunas personas pueden ser reacias a comer cerezas cuando están tratando de perder peso debido a que estos frutos son ricos en calorías, concretamente contienen 97 calorías por cada taza. Sin embargo, las cerezas en realidad no engordan siempre y cuando se consumen con moderación, de hecho, pueden incluso ayudar en la pérdida de peso. Esto se debe a que una taza de cerezas contiene tres gramos de fibra, que representa el 12 por ciento de la ingesta recomendada. La fibra puede mantener la sensación de saciedad por más tiempo y evitar los antojos. Además, la fibra también puede mejorar su digestión y acelerar el metabolismo, ayudar en la pérdida de peso saludable y mantenimiento.

La adición de las cerezas a su dieta

Sin embargo, hay un inconveniente cuando se comen cerezas para la pérdida de peso. Las cerezas no deben ser consumidas en forma de tartas y pasteles con azúcares añadidos.

Comer las cerezas antes de las comidas: Comer una taza de ellas antes de las comidas puede reducir la ingesta de alimentos, que a su vez puede ayudar en la pérdida de peso. Los expertos dicen que el consumo de frutas que tienen fibra y agua, lo que las cerezas tienen, ayudará a satisfacer el hambre por más tiempo, lo que puede resultar en un menor consumo de alimentos durante todo el día.

Comer las cerezas como un bocadillo: Comer las cerezas entre las comidas puede mantener a la persona satisfecha al tiempo que proporciona la nutrición necesaria. Estas frutas también son una mejor opción que comer alimentos chatarra con alto contenido calórico y deficiente en nutrientes.

Comer las cerezas como un postre: Las cerezas son dulces, maduras y jugosas, por lo que se pueden comer como una gran alternativa a los postres ricos en calorías como pasteles o galletas. Sin embargo, hay que abstenerse de comer cerezas en conserva y azucaradas, ya que podrían aumentar el consumo de calorías.

Si se desea más sabor y valor nutricional, se pueden mezclar las cerezas con otras frutas y yogur.

Comer las cerezas como un ingrediente: Se pueden añadir a granola, yogur bajo en grasa, avena y ensaladas. Las cerezas también pueden ser congeladas y utilizadas durante todo el año como un ingrediente de diversas recetas y comidas.

Otros beneficios de la cereza para la salud

Las cerezas son conocidas como una superfruta porque están llenas de unos antioxidantes llamados antocianinas, que ayudan en la reducción de enfermedades cardíacas y cáncer.

También ayudan a regular el ritmo cardíaco y los ciclos de sueño del cuerpo.

Además de sus beneficios para la salud del corazón y en la pérdida de peso, las cerezas también protegen contra la diabetes, promueven un mejor sueño, alivian la artritis, reducen el riesgo de ataques de gota y reducen el dolor después del ejercicio.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más