La pera es un fruto de un árbol caducifolio conocido comúnmente como peral, existen muchas variedades de peras, más de 5000, todas de diferentes texturas, sabores y colores, se clasifican en peras de invierno y verano según las variedades de peras cultivadas. Las peras son consideradas frutas frescas, pero aportan pocas calorías, sin embargo, dan sensación de saciedad, es rica en azúcares como la fructosa que es utilizada por el organismo como fuente de energía, sobre todo en periodos de agotamiento físico El peral actual procede de Afganistán, desde allí se distribuyó al resto del mundo por el que iban apareciendo nuevas especies.

El clima templado es el que más favorece a la producción del peral. El principal país productor actualmente es China, le sigue Italia y en tercer lugar Estados Unidos. Se le conoce también con los nombres de abubo, mosquerola, gambusina, perojo entre otros.

Propiedades de la pera

Lo que destaca a la pera es su contenido en azucares siendo el más abundante la fructosa, la pueden consumir los diabéticos. Contiene vitaminas, como la A, la B1, la B2, B3, B5 y la B12, también tiene vitamina C y E. Los minerales son elementos importantes que aporta la pera entre ello el hierro, el potasio y el magnesio, además posee oligoelementos como el manganeso, el zinc y el cobre. Es fuente de fibra de origen vegetal. Posee ácidos orgánicos que tienen poder antiinflamatorio.

No contiene nada de sodio

Utilidad de la pera en beneficio de nuestra salud

Todas las vitaminas del complejo B que poseen, regulan el sistema nervioso fortalecen el músculo cardíaco; resguardan la piel y el cabello y son fundamentales para el crecimiento. Su contenido de fibra regula el aparato digestivo, mejorando la digestión, también tiene una acción laxante, depurativa y diurética, al ayudar con la digestión está indicada en la dieta de los niños y ancianos. Combate la putrefacción y flatulencias presentes en la inflamación del intestino grueso(Colitis)Tiene propiedades astringentes.

Tiene efecto hipotensor por su acción diurética, por no contener nada de sodio (el cual retiene líquidos y aumenta la tensión arterial), es muy rica en potasio este mineral ejerce un efecto contrario del sodio. La fibra que poseen es buena para el corazón. Se ha demostrado que la fibra puede reducir los niveles de colesterol malo al unirse este a las sales biliares y luego es eliminado de nuestro organismo. Un factor agravante de la hipertensión es la insuficiencia renal, la pera ayuda a activar la función de los riñones, eliminando toxinas, como el exceso de ácido úrico y sustancias nitrogenadas (urea y creatinina) y manteniendo un equilibrio de líquidos, se recomienda su consumo en caso de edemas de origen renal o cardiaco. Otro efecto importante de las peras es el efecto alcalinizante de la sangre, neutralizando los desechos de una dieta rica en carnes.

La pera y la gastronomía

Su uso principal es como postre, es conveniente masticarla bien sobre todo si tiene una pulpa dura y de consistencia arenosa, deben lavarse bien antes de consumirlas, preferiblemente con piel. Cocida es más fácil digerirla, pero pierde la mayor parte de sus vitaminas con la cocción. Las industrias las utilizan para elaborar compotas y mermeladas. En Europa se emplea la pera en la elaboración de perada (sidra de pera).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más