Debemos tener siempre en cuenta que antes de comenzar con nuestra preparación de compota casera debemos tener todos nuestros ingredientes previamente pesados, medidos y cortados. Debemos tener también a la mano los envases a utilizar para reservar.

Ingredientes

Dos kilos y medios de guisantes con cáscara

Una cucharada de azúcar

Una cucharada de sal o al gusto.

Procedimiento

Comenzamos desgranando los guisantes, procedemos a seleccionar los granos que estén más desarrollados y de tamaño uniforme, luego de escogerlos los sancochamos durante unos cinco minutos aproximadamente; luego los colocamos en agua fría, guardando el agua el agua en que se sancocharon para el llenado.

Esterilizar los frascos en que se va a envasar el producto; escurrimos las guisantes, agregamos nuevamente el agua caliente en que se sancocharon con una cucharada de azúcar y una cucharada de sal o al gusto; envasar nuevamente las granos; estas deben llenar hasta tres centímetros por debajo de la boca del frasco, colocamos la tapa que quede bien ajustada, metemos los frascos en una olla de presión, colocamos la tapa de la olla sin la válvula y dejamos que hierva otros 45 minutos más aproximadamente.

Retirar la olla de presión del fuego, colocándola sobre una superficie seca, dejando que pierda presión sin levantar la válvula; luego la abrimos, dejamos los frascos otros 15 minutos; luego los sacamos y colocamos sobre una tabla que este seca.

Beneficios

Esto agiliza el trabajo en la cocina, se pueden comprar en cosechas y guardar para cuando estas estén costosas. Este sistema de conservación también sirve para conservar otros tipos de verduras.

Compota casera

Ingredientes

Dos libras y medias de peras maduras y sanas

Miel de abejas

Limón al gusto.

Preparación

Procedemos a lavar las peras, partiéndolas en cinco partes iguales, quitamos el corazón y las sumergimos en tres tazas de agua con media cucharada de limón, durante una hora y media aproximadamente; luego sáquelas y las procedemos a cocinar durante unos siete minutos aproximadamente en una olla de presión, con el agua que las cubra; retiramos del fuego dejándolas enfriar y trituramos hasta obtener una masa suave, con la ayuda de una cuchara de palo, añadimos la miel de abejas a nuestro gusto y procedemos a mezclarlo bien.

Beneficios de la compota casera

La Compota casera contiene múltiples beneficios como lo es una alta fuente de vitaminas debido a las frutas, contiene minerales y mucha fibra; por lo que nos ayuda en diversos procesos metabólicos y ayuda a la mejora de nuestra digestión.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!