Es evidente que los padres, durante varias décadas, han hecho todo a su alcance para que sus hijos amen las verduras, pero al parecer sus técnicas no les funcionan. Aunque no sólo pasa con los niños, sino que también hay adultos que necesitan mejorar su DIETA por cuestiones de salud, sin embargo, se les hace sumamente difícil porque no les gustan los vegetales.

Muchas personas dicen que no comen verduras por su sabor, pero existe una forma muy eficaz de añadirlas a tu dieta sin sentirlas. Pues son los batidos los que te permiten incluir las porciones necesarias de vegetales en tus comidas. Tendrás todas las propiedades nutricionales en tan solo una bebida.

Agrega más frutas que verduras en tus batidos

Debes agregar grandes porciones de frutas a tus batidos para esconder el saber de los vegetales. Dentro de las frutas más recomendables para agregar a los batidos encontrarás: los arándanos, melocotones y las fresas. Si quieres agregar un poco de dulzura a tus bebidas es recomendable usar miel de abejas. Vas a tener una dieta [VIDEO] baja en calorías la cual estará cargada de muchos minerales, vitaminas y por supuesto fibra, sin sentir el sabor de las verduras.

Puedes ajustar las cantidades de verduras en cuestión a tus gustos hasta que te acostumbres a su sabor. En tu bebida puedes agregar cuatro o cinco porciones de verduras y el doble de frutas, luego puedes ir aumentando la cantidad, así lograrás adaptarte al sabor de las verduras a tu ritmo.

No te desanimes si han pasado varios días y aún no logras amar el sabor de las verduras, adaptarse lleva su tiempo.

Lo importante de todo esto es que vas a ir dándole a tu cuerpo porciones de vegetales que antes no ingerías. No olvides añadir crucíferas a tus batidos como el brócoli, coliflor, coles de Bruselas y el repollo, ya que varios estudios han demostrado que poseen varias propiedades que previenen el cáncer.

Un batido de helado puede salvarte el día

Si has realizado los batidos y aun sientes el sabor de las verduras, es hora de probar con algo diferente. Podrías agregar una cuarta taza de yogurt natural o crema de helado “sin azúcar” a los ingredientes antes mencionados. Esta técnica enmascarará aún más el sabor de las verduras, puedes probar diferentes sabores de helados hasta que te ajustes al que más te agrade.

Si deseas puedes hacer una mezcla del yogur y el helado para que tus licuados sean aún más interesantes. Es una forma sumamente divertida de añadir las verduras a tu dieta en las porciones que creas más idóneas para tu cuerpo. Disfrutarás de todos los beneficios que pueden aportarte los vegetales en tan solo una bebida.

¿Qué esperas para agregar las verduras a tu dieta probando esta técnica diferente y divertida?