Tener a un niño en casa y que se enferme en medio de la noche se puede convertir en un difícil problema complicado de manejar. Que se le suba la fiebre al niño es una verdadera pesadilla y a veces el medicamento que tenemos en casa no es suficiente para eliminarla por completo.

Que representa la fiebre

Las fiebres altas son muy peligrosas en los menores porque pueden producir convulsiones y daños cerebrales irreversibles en ellos, ni siquiera lo quieres imaginar. Pero como es inevitable que se enfermen aquí te queremos mostrar una efectiva técnica que regulara la temperatura del cuerpo de una forma natural.

Cuando la temperatura [VIDEO] alcanza niveles tan elevados en el cuerpo se traduce como la manifestación del organismo sobre la presencia de un cuadro infeccioso del cual el sistema inmune intenta defenderse.

Si aparece una fiebre elevada, la fiebre se vuelve más peligrosa que la infección. Con esta técnica no se pretende sustituir las indicaciones de los médicos o los tratamientos que ellos indican, solo intentamos brindarte un método sencillo [VIDEO]para atender casos de emergencia donde haya la presencia de temperaturas elevadas.

Que hacer para bajar la fiebre

Para que esa fiebre desaparezca necesitaras quitarle al pequeño algunas prendas de ropa, déjalo con ropa ligera que no le produzcan calor en el cuerpo. Seguido a esto coloca paños de agua fríos en la frente, por la fiebre los paños se calentaran rápido, entonces asegúrate de cambiarlos por otros con agua fría.

Para lograr mayor efectividad pela un par patatas y córtalas en rodajas, colócalas en la planta de los pies del niño y sujétalas con unos calcetines, los secretos de la abuela son realmente efectivos en estos casos.

Otra maravillosa técnica para bajar la fiebre muy rápido es poder darle al niño un baño con agua tibia, déjalo en la bañera un tiempo prudencial y derrama sobre él agua desde su cabeza, es imposible fallar si usas esta técnica pero luego del baño puede aparecer nuevamente la fiebre por eso es buena idea que apliques las técnicas anteriores en conjunto con esta.

Además será muy útil que el niño consuma abundante liquido, agua y jugos le ayudarán a bajar la temperatura desde la parte interna del cuerpo, además de mantenerlo hidratado. Lo mejor para contrarrestar la temperatura caliente es mantenerlo expuesto a un ambiente fresco lejos del calor pero sin exponerlo a la brisa fría nocturna.

Estas técnicas pueden minimizar las complicaciones y sacarte de apuros en medio de una difícil noche junto a tu hijo enfermo, pero no olvides acudir al médico y buscar su opinión sobre lo que debes hacer en casos como este.