El bullying es una práctica que va más allá de una broma, pues aplica apodos malvados que ofenden, humillan y discriminan por medio de chistes, chismes e incluso agresiones físicas. El bullying puede ser clasificado como físico, verbal, mental y sexual.

Puedes participar en bullying sin darte cuenta

Cualquier persona puede participar, incluso sin que se note. Según una encuesta realizada por la Asociación Multiprofesional de Protección a la Niñez y Adolescencia (Apia), el 40,5% de los alumnos admitió estar directamente involucrados en actos de bullying: o eran la víctima, o eran los acusadores.

El autor del bullying muchas veces cuenta con el apoyo de quien asiste, y divertirse con los actos o apenas observar hace que usted participe indirectamente del bullying.

La mayoría de las prácticas ocurre en la infancia y la pre adolescencia, o sea, ocurre frecuentemente dentro de las aulas de clases. Por lo tanto, las principales consecuencias de aquellos que sufren intimidación son: no sienten interés al ir a la Escuela [VIDEO] , tienen grados de autoestima bajos, prefieren estar aislados y se preocupan demasiado acerca de lo que otros piensan de su aparición, provocando sentimientos de tristeza y puede causar depresión. Entre los niños, el bullying es más violento, pudiendo ser frecuentes las agresiones físicas; entre las niñas, el foco está orientado hacia la apariencia y la belleza.

Se puede decir que quienes practican el bullying son personas inseguras. De todos modos, lo importante para ellas es ofender para sentirse superior, y que tienen el control sobre los otros.

A quienes le hacen bullying

Quien sufre bullying, en general, son personas sensibles o inteligentes, que se destacan de los demás por algún motivo. Para quien es víctima del bullying [VIDEO], lo ideal es hacer algo al respecto. De acuerdo con la investigación llevada a cabo por APIA, el 41,6% de los admitidos a ser víctimas de la intimidación dijeron que habían pedido ayuda a compañeros, profesores o familia [VIDEO] ¡Cuenta lo que está pasando, y muestre siempre que no tiene miedo! Ignora las bromas, conoce a nuevas personas y haz nuevos amigos.

Si no pasa nada, la escuela necesita tomar providencias, y si el problema persiste, se debe hacer una denuncia ya que se están violando tus derechos. En último caso, el asunto debe ser llevado al Ministerio Público. Es necesario un esfuerzo conjunto de amigos, escuela, sociedad y principalmente familia, porque el bullying causa depresión, problemas para establecer relaciones con otras personas y modifica la personalidad de quien lo sufre para toda la vida.