La ansiedad es un problema que, si se agrava, puede conducir a enfermedades serias como depresiones, hipertensión, síndrome de pánico, entre muchas otras. Quien sufre con eso, sabe de qué se trata, es algo incontrolable y muy inconveniente.

La persona ansiosa tiene gran inquietud y es extremadamente insegura. Ella desconfía de todo y de todos los que están cerca y piensa siempre que lo peor puede suceder en cualquier momento. Aunque parezca ser desesperante, [VIDEO] esa es una respuesta normal que nuestro cuerpo produce en situaciones que él reconoce como de emergencia. Sin embargo, en algunas personas, esto puede suceder de una forma muy exagerada.

¿Crees que tienes problemas de ansiedad? Entonces sepa que hay personas que también pasan por la misma situación y que intentan, de alguna forma, driblar ese trastorno. Algunos buscan hacer algo que los tranquilizan, como girar una llave entre los dedos, contar de uno a diez, ya otros terminan descontando todo en la comida. Ver las cinco cosas que suelen generar ansiedad en las personas.

Descanso excesivo

Es normal que una persona termine aislándose después de recibir una mala noticia y, con eso, ellas terminan mucho tiempo acostadas en sofás o, incluso, durmiendo por no conseguir asimilar bien todo de trágico que haya ocurrido. Los investigadores clínicos dicen estilo [VIDEO]de vida sedentario y disminuyen la práctica de la actividad física aumenta el riesgo de que una persona desarrolle marcos de ansiedad.

Por eso, ellos recomiendan la práctica regular de ejercicios, además, creen que la persona debe salir más de casa y ver a otras personas para curar su ansiedad.

La vida en la gran ciudad

Son muchos factores que llevan a una persona que vive en la ciudad a ser ansiosa, son ellos: la aglomeración de personas, la vida agitada, los ruidos, el aire contaminado y todo lo que el clima puede ofrecer.

Problemas financieros

Según un estudio realizado por el Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología, las mujeres que viven en ciudades económicamente afectadas, sufren más de ansiedad que los hombres. Por preocuparse más, ellas son más propensas a desarrollar el trastorno.

Mala alimentación

Altos niveles de grasas en el organismo, pueden traer mayor estado de nerviosismo a nuestro organismo, según un estudio que se publicó en el British Journal of Pharmacology. Una alimentación con menos contenido de grasas y que sea más sana, puede mejorar el humor de la persona, reduciendo así la probabilidad de que ella presente cuadros de ansiedades e incluso de depresión.

Vivir en lugares con mucho ruido

Aunque muchas personas no perciben, la ansiedad también puede ser generada por lugares muy ruidosos. Esto sucede con personas que viven cerca de los aeropuertos, cerca de una vía de mucho movimiento, en una casa muy llena de gente, de niños, una calle llena de vecinos ruidosos y en fin, que llevan una vida muy agitada. Para quien vive así, lo ideal es siempre intentar tomar un tiempo solo y de paz en un canto más silencioso de la casa para descansar y huir un poco de toda la agitación. Mira llevar una vida más tranquila, dormir más, ser más feliz, meditar, hacer ejercicio físico y evitar todas estas situaciones, si es posible.